Boletín

'Tenemos la esperanza de que el pequeño regrese a Ondarroa'

Fernando Díaz, abuelo del menor secuestrado por su madre y trasladado a Uruguay: 'estos cinco años han sido un calvario'

Audio

Parque de Kamiñazpi, Ondarroa

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:43

La familia del menor de Ondarroa que ha sido secuestrado por su madre y trasladado a Uruguay tiene un poco más de esperanza de que se pueda extraditar y pueda ser juzgada en España al haber sido detenida el pasado 19 de abril por la INTERPOL. La madre del menor está bajo arresto preventivo con fines de extradición y, como medida alternativa, su arresto domiciliario total bajo dispositivo de vigilancia electrónica, ordenado por el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 36º Turno, de Montevideo.

Fernando Díaz, abuelo del pequeño, ha hablado en los micrófonos de COPE Euskadi y ha afirmado que el padre y la familia están muy tristes, pero que 'la que peor lo lleva es la abuela, que está muy afectada, bajo tratamiento psiquiátrico'. Los abuelos consiguieron averiguar dónde estaba el niño y fueron a vistarle a Uruguay, porque no sabían nada del niño. Hasta una de las zonas más marginales y pobres del país sudamericano, Delta del Tigre, un barrio que integra la ciudad uruguaya de Ciudad del Plata, en el departamento de San José, se fueron los abuelos llevando como única pista una dirección. 

Ya en el país americano, les llevó todo un día dar con el paradero exacto de su nieto. Allí lo encontraron sus atxitxes en 'una situación lamentable''Al primero que vimos fue al niño, aparte de tres o cuatro perros. Lo encontramos jugando entre la chatarra y neumáticos viejos' ha rememorado Fernando Díaz. 'Se nos cayó el alma a los pies cuando vimos al niño en aquellas condiciones inhumanas'. 

Fernando ha afirmado que su nieto no estaba escolarizado. Ha recordado que lo cuidaba un hermano de la madre mientras ella iba a trabajar de camarera a un bar. 'El niño estaba lleno de picaduras de mosquitos, de bichos'.  

El hijo de Fernando, Gorka, denunció el secuestro de su hijo hace cinco años. El caso, que está ahora a la espera de que un juzgado de Montevideo decrete la extradición de la mujer a España, ha dado 'un poco de esperanza' a la familia de Ondarroa de que el pequeño pueda regresar con ellos.    

Lo más