COPE

FALLECIMIENTO SACERDOTE ALAVÉS

Fallece D. Pedro Mendiguren, sacerdote alavés y primer párroco de Sansomendi

Mañana martes se celebrará el funeral del que ha sido capellán de la iglesia de San Antonio, en el corazón de Vitoria-Gasteiz

Natural de Bernedo, fue director espiritual en el Seminario, párroco en Desamparados y en varios pueblos

ctv-swp-sacerdote-sansomendi-fallecido-

COPE Vitoria/Euskadi

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:41

En la mañana de este pasado domingo, 3 de julio, fallecía en su habitación de la residencia sacerdotal de San Antonio el cura D. Pedro
Mendiguren Balda,
a los 86 años de edad.

Su funeral se celebrará mañana, martes 5 de julio, a las 18:30h en la parroquia de Nuestra Señora de los Desamparados.

El Obispo de Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde, se encuentra con jóvenes en Lourdes por lo que presidirá su funeral el Vicario General, D. Carlos García Llata.

D. Pedro Mediguren nació en la localidad alavesa de Bernedo y fue ordenado sacerdote en 1959 tras finalizar sus estudios sacerdotales en el Seminario de Logroño.
Muy conocido en la zona rural y también en la capital alavesa, D. Pedro Mendiguren desempeñó una enorme labor pastoral al servicio de la Diócesis. Hombre de confianza del Obispo Peralta, fue responsable de la formación espiritual de los seminaristas durante los años 60 y 70 del pasado siglo.

El entonces Obispo de Vitoria, Monseñor Francisco Peralta, le encomendó esta tarea mientras lo compaginaba con la atención pastoral en los pueblos de Gobeo, Cristiana y Lopidana y como capellán militar en los cuarteles del famoso ‘Cuarto de hora’ donde ahora se ubica el campus universitario de Álava asistiendo religiosamente a oficiales y tropa. En 1978 es nombrado párroco, el primero, de Nuestra Señora de los Dolores en el barrio de Sansomendi, puesto en el que estuvo durante veinte años.

Allí impulsó, entre otras muchas, la atención a la comunidad gitana que por aquellos años se fue estableciendo en aquel barrio vitoriano proveniente de chabolas y poblados ubicados en lo que ahora es el barrio de Lakua y en otras zonas de la ciudad.


Tras estas dos décadas, a finales de los años 90, pasó a formar parte del equipo sacerdotal de la iglesia de Nuestra Señora de Los Desamparados. En 2008 se hace cargo de las parroquias de Bergüenda, Bachicabo, Puentelarra, Fontecha y Sobrón. En 2011
cesó como párroco al haber cumplido la edad de jubilación sacerdotal, los 75 años. En ese momento, las religiosas clarisas de Vitoria le piden que sea su capellán, algo que aceptó y función que vino desempeñando hasta el mismo sábado 2 de julio, víspera de su fallecimiento, cuando celebró misa en la céntrica iglesia de San Antonio.

Esta responsabilidad para con estas monjas y para con los muchos fieles de esta iglesia ubicada en la plaza del General Loma la compaginó con un encargo especial del Obispo de Vitoria, Monseñor Elizalde, para que acompañase en la dirección espiritual a
los 21 seminaristas actuales del Seminario de Vitoria desde septiembre de 2021.

Este sacerdote, pese a haber sido ordenado en la Diócesis vecina de Calahorra- Logroño, en 1962 pidió permiso para trasladarse a Vitoria y ser incardinado en nuestra Diócesis, petición oficialmente concedida en junio de 1970. Destacó por su servicio a la Iglesia allá donde se le requería y fue un hombre de enorme confianza del Obispo Peralta, responsable de la Iglesia alavesa de 1955 a 1979. Quienes le trataron, entre los que se encuentran muchos fieles y sacerdotes, destacan su
enorme bondad y su silenciosa cercanía así como su entrega a las personas más necesitadas. Las monjas clarisas lamentan profundamente esta pérdida y subrayan “su trabajo hasta el último día, estando al pie del cañón siempre que se le necesitaba”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo