El PP registra su propuesta de reforma fiscal en Álava con "terreno para el entendimiento"

Oyarzabal defiende que medidas que plantea como la eliminación del Impuesto de Patrimonio ahora gustan a algunos dirigentes del PNV

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 18 oct 2019

El PP ha registrado en las Juntas Generales de Álava, próximamente lo hará en las de Vizcaya y Guipuzcoa, su ambiciosa propuesta de reforma fiscal que plantea, entre otras medidas, una rebaja de unos 1.200 euros anuales para las rentas de hasta 42.000, mejorar la deducciones por hijo y por planes de pensiones. También pretende acabar con el Impuesto de Patrimonio, como ha sugerido esta misma semana estudiar el diputado general de Álava, Ramiro González, y corregir otros como el de Donaciones, tal y como ha planteado la Diputación de Vizcaya. El líder de los populares alaveses, Iñaki Oyarzabal, ha destacado que estos planteamientos antes criticados por el PNV ahora parecen compartirlos algunos de sus dirigentes, por lo que estima que hay "margen para el entendimiento".

Asumible

Oyarzabal considera que la iniciativa es asumible porque se recuperaría el coste inicial de 1.000 millones de euros y espera que se acuerde para que entre en vigor en 2021. Defiende que la reforma es "sensata" y que con ella no se "resiente" la calidad de los servicios públicos y se consigue devolver a las clases medias su esfuerzo durante la crisis económica y hacer de Euskadi un territorio "más atractivo". Otras de las medidas planteadas son la reducción de la escala de tipos del IRPF al 18-45 % (frente al 23-49 % actual), quiere aumentar la bonificación a las tributaciones conjuntas e incrementar en un 15 % las deducciones por hijo, desde los 700 euros por el primero hasta los 2.200 a partir del quinto. Además, introduce una nueva deducción de 1.000 euros por descendiente en el ejercicio del nacimiento y una desgravación del 15 % para contratar a un empleado del hogar cuando los dos cónyuges trabajen, lo que podría suponer un ahorro de 300 euros.

Lo más