Un perito señala a Gil como autor de los grafitos falsificados de Iruña-Veleia

El principal acusado se enfrenta a más de 5 años de prisión por un delito contra el patrimonio

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:24

Prosigue en Vitoria el juicio por la presunta estafa arqueológica en el yacimiento alavés de Iruña-Veleia con testimonios que complican la defensa de quien fuera su director, Eliseo Gil. Hoy un perito calígrafo ha mantenido que Gil es “la mano” que hizo los presuntos grafitos falsos, según lo refleja en un estudio que ha sido cuestionado por la defensa al emplear el photoshop como instrumento de comparación. Ha asegurado que ningún método de identificación gráfica "es científico" y que no importa el objeto con el que se hace la escritura, ni el material, para poder determinar la autoría de un texto. Ha añadido que cada uno tenemos una forma "personal" y "única" de escribir y que da igual que uno esté copiando porque siempre sale la forma propia de escritura.


Desde 600 euros cada pieza

También ha declarado como testigo una técnica de Patrimonio del Gobierno Vasco quien ha explicado que ella hizo a petición de una superior una valoración en "abstracto", "genérica", de las piezas cerámicas dañadas por las supuestas falsificaciones de cara a una futura tasación económico pericial.Así y según consta en el informe remitido al juzgado la "valoración de los daños superaría ampliamente los 600 euros por pieza". Según la Fiscalía las piezas dañadas ascienden a 476. La técnica, arqueóloga de formación, ha remarcado que su trabajo no consistió en hacer una valoración precisa sino que se le encomendó establecer un valor mínimo del daño económico.


La Fiscalía y la Diputación de Álava, personada como acusación particular, consideran que las falsificaciones fueron obra de Gil, principal imputado en la causa, para quien el Ministerio Público pide cinco años y medio de cárcel y la entidad foral siete y medio.

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar