Nueva agresión sexual en Vitoria

Urtaran condena los abusos a mujeres y tacha de “inaceptables” las pancartas portadas por blusas que cuestionan la violencia.

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:24

A las 7 de la mañana de este jueves en la céntrica calle Estatuto de Gernika, en la trasera del edificio de Correos, se ha producido una nueva agresión sexual en Vitoria. Ha sido un testigo el que ha alertado a la policía de que un hombre estaba encima de una mujer aprovechando que no se encontraba en plenas facultades. En la detención del hombre de 34 años han colaborado varios ciudadanos. La víctima, de 30 años, ha sido trasladada al hospital para una exploración médica. Este caso y el acaecido en la medianoche del sábado cuando un hombre de 31 años intentó abusar de una mujer que salía de la tienda de una gasolinera, y que hoy ha pasado a disposición judicial, han sido rechazados con contundencia en una concentración celebrada a las 13:00 en la Plaza España. Dirigentes de todos los partidos políticos, del Ayuntamiento de Vitoria, la Diputación de Álava y el Gobierno vasco, junto al obispo de Vitoria, Juan Carlos Elzialde, han mostrado 15 minutos de silencio. El alcalde de la ciudad, Gorka Urtaran, ha pedido “tolerancia cero” ante cualquier comportamiento o actitud machista que pone en cuestión la libertad y la igualdad de las mujeres. De nuevo se ha activado el protocolo y se ha pedido parar 10 minutos la música a medianoche y en el paseíllo de blusas y neskas.

Expulsión fulminante

La sorpresa fue general y la indignación también al realizar ese gesto de condena ayer. Todo comenzó cuando arrancó el paseíllo de blusas y neskas con 10 minutos de silencio para deplorar el intento de agresión a una mujer que logró zafarse de su atacante en la medianoche del sábado. Algunos de los integrantes masculinos de Mozkorraldi, cuadrilla de reciente creación, portaban pancartas que pedían la misma condena para el maltrato que para las denuncias falsas y cuestionaban la violencia machista al decir que es un tema “de actitud y no de género”. La Federación a la que pertenecen una vez se enteró de lo sucedido decidió en una junta de urgencia por unanimidad su expulsión inmediata. Xabi, uno de sus portavoces ha constatado en nuestros micrófonos que se trata de una “falta muy grave”. Nos ha contado que al tener conocimiento de lo varios miembros de Mozkorraldi se arrancaron el emblema y que incluso la charanga no tocó por la noche en señal de protesta. El alcalde Urtaran ha sentenciado que la actitud de los blusas que portaban las polémica pancartas es “inaceptable”. La cuadrilla, que en su cabecera portaba el mensaje No es no, incondicionalmente, vive un auténtico cisma del que tendremos más datos tras el comunicado que harán público hoy. La Federación no descarta que desaparezca.