Desmantelados tres cultivos con más 3.600 plantas de marihuana en Álava y Vizcaya

La Ertzaintza ha detenido a tres personas y ha localizado 110.000 semillas de cáñamo de “alto valor” en el domicilio del cabecilla en Vitoria.

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:07

La Ertzaintza ha desmantelado tres plantaciones de marihuana. Dos en Álava, en Vitoria y Durana, y una más en Vizcaya, en Ugao-Miraballes. Ha sido en el marco de una operación policial en la que se ha detenido a tres personas, a una más se le han abierto diligencias como investigada. En total, se han localizado 3.627 plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento y 110.000 semillas de cáñamo.

En libertad

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, las investigaciones se iniciaron en marzo cuando el Servicio de Investigación Criminal Territorial de Álava (SICTA) tuvo conocimiento de las actividades ilícitas de un vecino de Vitoria. Esta persona se dedicaba a colocar instalaciones eléctricas en pabellones presuntamente destinados al cultivo de marihuana, por lo que percibía importantes cantidades de dinero. Se trata de un varón de 36 años, considerado como el cabecilla de un grupo dedicado a la plantación de marihuana, que fue detenido el pasado lunes en la capital alavesa. En el registro de su domicilio se hallaron 110.000 semillas de marihuana con “un alto valor en el mercado”. También el lunes fue arrestado otro joven de 30 años, que se encontraba custodiando la plantación de Durana. El martes en Vitoria se produjo la detención de un tercero, de 26 años. Todos han quedado en libertad con cargos.

Filtros contra el olor

Fruto de las pesquisas se han podido localizar tres plantaciones, una en el Paseo de la Zumaquera de Vitoria, con 1.088 plantas, otra en Durana, donde se han encontrado 627 plantas, y la tercera en el polígono industrial de El Txako en Ugao-Miraballes, donde había 1.912 plantas en distintos estados de crecimiento. En esta última se dedicaban principalmente a la plantación de esquejes para su posterior venta. Los macrocultivos contaban con sistema de riego, calefacción, aire acondicionado y ventilación. El ubicado en el Paseo de la Zumaquera disponía, asimismo, de un sistema de filtros que evitaba que el olor saliera al exterior. Además, tenía una conexión fraudulenta al fluido eléctrico.

Lo más