OSASUNA

Patxi Rípodas: "El fútbol son pasiones, pero bien controladas"

A Rípodas, que ha vestido la camiseta de Oasuna y Athletic en más de 300 partidos en Primera, no le gusta que se confunda la rivalidad con "enfermos"

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:58

Patxi Rípodas Oroz, nació en Pamplona el 13 de septiembre de 1960, jugó en Osasuna de 1979 a 1989 y después concluyó su carrera deportiva en 1993 después de disputar 72 partidos y cuatro temporadas en el Athletic. Pronto se hizo con el brazalete de capitán en el conjunto bilbaíno, donde se retiró forzado por las lesiones. Afincado en Mutilva, sigue ligado al fútbol en Amigó, donde ha entrenado a diversos equipos. Jugó más de 300 partidos en Primera División y anotó más de 30 goles.

En Cope Navarra, hemos entrevistado a uno de los mitos vivientes del osasunismo, Patxi Rípodas, que además vistió durante cuatro temporadas la camiseta del Athletic Club. Ahora que Osasuna visita el domingo San Mamés Berria, Patxi Rípodas quiso dar normalidad a lo que es un partido de mucha rivalidad, pero una sana rivalidad que no debería convertirse en algo negativo: “Se confunde rivalidad con enfermos. El fútbol tiene siempre revanchas y eso es lo bonito. El fútbol ha evolucionado y me parece muy bien que cualquier grito que se haga en contra de un jugador... el fútbol es mucho más que eso. El fútbol son pasiones, pero bien controladas”.

Cuco Ziganda, con quien coincidió en Osasuna y en el Athletic, recordaba dos anécdotas del exjugador rojillo. Y además alabó su carácter y su forma de ser: “No he conocido persona igual, con su raza, con su carácter, con su genio, con su fuerza... para todo, para entrenar, para jugar, para comer, para vivir, para convivir...”.

Javier Bayona y Javier Mina, con quienes Rípodas coincidió en Osasuna, también quisieron hablar del navarro. “Patxi Rípodas fue un jugador importantísimo para Osasuna, posiblemente uno de los mejores de la historia”, aseguró Javier Mina. “Patxi en cuatro días se hizo respetar, cogió el mano del equipo y cuando él jugaba de mediocentro, nos ponía firmes a todos, pero siempre con el ejemplo”.

Rípodas fue el autor del primer gol de la historia de Osasuna en competición europea. Fue en El Sadar frente al Glasgow Rangers, un tanto que igualaba la eliminatoria. “Si la afición estaba con el equipo, éramos diferentes. Estábamos en una burbuja en ese momento. Sacó un centro Martín desde la banda y yo me anticipé y rematé”, indicó Rípodas con toda la normalidad del mundo.

El jugador navarro contó varias anécdotas, como la que sucedió en Lezama con Jupp Heynckes en el primer año del técnico, que separaba los entrenamientos de los teóricos titulares de los suplentes. “Jugamos un día un amistoso entre el equipo A y el B, y el partido no duró más que diez minutos”. Se dirigió a José María Amorrortu, máximo responsable en la parcela técnica del club y le espetó: “La culpa la tienes tú. Tú que has jugado a fútbol, ¿no estás viendo lo que está haciendo este entrenador'”.

Por último, también se acordó de numerosos jugadores con los que jugó, así como de los entrenadores con los que jugó. Entre ellos, destacó a Pedro Mari Zabalza, aunque la relación entre ellos “se enfrió” al final de su etapa en Osasuna.

Lo más

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar