RELIGIÓN

El Parlamento navarro aprueba que la asignatura de religión se reduzca a una hora semanal

Queda en el aire el futuro de los profesores de religión tras darse luz verde a esta Ley

MARISA DE SIMÓN

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:25

El Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves reducir al mínimo las horas de religión en los centros educativos. Han votado a favor PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra y Navarra Suma ha sido el único contrario a la ley presentada. Ahora, queda en el aire el futuro de los profesores de religión ya que la enseñanza de religión quedaría en una hora semanal.

  • En los micrófonos de COPE Navarra ha analizado la iniciativa Abel Arrieta, vicario episcopal de educación. (Escúchalo aquí).

El pleno del Parlamento de Navarra ha tomado en consideración este jueves una proposición de ley presentada por Izquierda-Ezkerra para reducir al mínimo legal la enseñanza de religión en los centros educativos de Navarra.

La iniciativa ha contado con el voto a favor de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, mientras que Navarra Suma ha votado en contra. La ley pasará ahora a ser debatida en comisión antes de volver al pleno para su votación definitiva. PSN y Geroa Bai ya han anunciado su intención de proponer modificaciones.

La proposición de I-E establece que "en todos los niveles educativos de Navarra de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, la asignatura específica de religión y sus alternativas tendrá una carga lectiva máxima correspondiente a la mínima establecida, con carácter prescriptivo, en la normativa básica de ámbito estatal". De esta forma, la enseñanza de religión quedaría en una hora semanal, una medida que entraría en vigor en el curso 2020-2021.

La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha considerado que "la formación religiosa de los menores debe formar parte del ámbito privado", y ha afirmado que la posición de I-E es decir "sí a la libertad de culto y no al adoctrinamiento religioso de ningún tipo en la escuela".

En contra de la iniciativa, el parlamentario de Navarra Suma Pedro González se ha preguntado si los alumnos que reciben clases de religión "no desarrollan los valores fundamentales que les servirán para ser buenas personas y buenos ciudadanos en una sociedad libre y democrática". "La religión es voluntaria, el que quiere cursar religión la cursa y el que no, no la cursa", ha señalado, para afirmar que, por el contrario, "para miles y miles de familias el programa Skolae es un adoctrinamiento obligatorio".

El parlamentario del PSN Jorge Aguirre ha señalado que su grupo "no quiere que se imparta la religión en las aulas, porque no queremos que se evalúe la asignatura de religión y no queremos que haya que decidir entre religión y la asignatura de valores éticos". "Respetamos a quienes profesan una religión u otra, pero este respeto pide también que esta enseñanza se lleve a cabo fuera de las aulas", ha señalado. Aguirre ha explicado que tratarán de "mejorar" la ley de I-E en el trámite parlamentario.

Por su parte, la parlamentaria de Geroa Bai María Solana ha recordado que en el acuerdo programático ya esta recogida la reducción de las horas de religión, pero ha precisado que su grupo hará "aportaciones" en el trámite parlamentario de esta ley, unas aportaciones que "centrará en posibilitar una salida digna del profesorado de religión, que en muchos casos lleva más de 30 años ejerciendo en las escuelas públicas de Navarra".

La parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz ha afirmado que la proposición presentada por I-E "nos da la opción para hacer un camino, no para garantizar la laicidad, pero sí para reducir el peso de las horas de religión, es un camino más pragmático y más posibilista".

La parlamentaria de Podemos Ainhoa Aznárez ha defendido "una escuela pública, laica e inclusiva" y ha señalado igualmente que el acuerdo programático prevé reducir al horario de religión al mínimo, tras lo que ha hecho un llamamiento al consejero de Educación, Carlos Gimeno, a que actúe en esa línea "con valentía".

Lo más