• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

DEPORTES COPE

Osasuna 2019-2020: situación de la plantilla y posiciones a reforzar

Analizamos como se presenta la temporada que viene con varios artículos. En este cuarto repasamos los jugadores con contrato y puestos clave a reforzar

osasuna

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 09:32

Completamos los artículos de análisis y comparativa de los últimos ascenso con un informe de Javier Salvador sobre la plantilla y las posibles posiciones a reforzar.

Artículos anteriores:

- Osasuna 2019-2020 : cuestiones generales

- Osasuna 2019-2020: comparativa con el ascenso del año 2000

- Osasuna 2019-2020: comparativa con el ascenso del año 2016


Osasuna certificó en Córdoba lo que se llevaba anunciando desde hace varios meses atrás. Los de Jagoba Arrasate han pasado por la categoría como un rayo desde su fútbol relámpago.
Pronto quedó atrás ese inicio dubitativo, donde alguno comenzó a ponerse algo nervioso. Los cambios necesitan su tiempo y más uno tan drástico, en el estilo, como el que tuvo la plantilla con respecto al año pasado.
El rodillo del ascenso se ha cimentado en casa. Al calor del hogar, los rojillos comenzaron a coger oxígeno cuando la clasificación asfixiaba y alguno pedía ya responsabilidades. Más allá de los resultados, con los dos únicos traspiés en casa de la temporada, lo que veíamos ya comenzaba a gustarnos.
Para Navidades, y tras varias remontadas, las primeras de la temporada, el equipo ya iba sobre “la hora prevista”. Sextos en la clasificación tras 3 victorias y un empate en los cuatro últimos partidos (32 ptos).
La segunda vuelta, de ensueño. A falta de una jornada Osasuna es campeón, pero lleva desde finales de abril en primera y se veía venir de largo. “Crónica de un ascenso anunciado”.

El equipo tiene el armazón adecuado para competir en primera, pero habrá que atinar con las incorporaciones, para que el salto de nivel nos pueda equiparar a nuestros rivales.

Si el trabajo tanto del míster como de la Dirección Deportiva ha sido excelente durante este año, van a tener que dar un pasito más de cara a la vuelta a Primera.
Se prevé un verano agitado en las oficinas rojillas, puesto que a una plantilla corta como la de esta temporada, hay que añadirle algunas salidas y al propio hecho de tener que reforzarse de cara al gran reto de la permanencia.
La portería parece más que cerrada con la presencia de Rubén (2020), que pese a las dudas mediáticas con las que llegó, ha conseguido cuajar una gran temporada, siendo el segundo portero menos goleado de la categoría con 28 goles en 35 partidos. Junto a él, Sergio Herrera (2021), que si consigue volver a su nivel le presentará batalla, esta vez desde la pretemporada. La incógnita será el futuro de Juan, que acaba contrato. Lo lógico sería que se le renovara y saliera cedido.
En la línea defensiva, con Nacho Vidal, (Llegó gratis. 2022), para mí la revelación de esta temporada y Lillo (2020), Osasuna tiene cerrado su lateral diestro. Ambos se repartieron los partidos hasta mitad de curso, pero tras la pericarditis de Lillo, Nacho se hizo con el puesto y alcanzó su mejor nivel. Seguro atrás y muy resolutivo adelante (ha sumado 5 asistencias). Seguro que tendrá ofertas.
La lesión de Unai, hace forzar, más aún la necesidad de fichar un par de jugadores para esa posición y que puedan competir con David y ahora quizás también con Aridane. El de Ibero, ha cerrado un año de escándalo y viene, al igual que Nacho, con mucho vuelo para Primera.
Ha sonado algún nombre como puede ser Etxeita, no sabría decir cuánto hay de cierto, pero la idea del club es traer un central con experiencia en la categoría y una apuesta más joven que pueda romper. Una tónica en el caso de que haya que fichar dos jugadores para la misma posición.
En esa tesitura podría estar el lateral zurdo. La salida de Clerc, muy de menos a más tanto en la temporada, como en su trayectoria como rojillo, deja un boquete en esa posición. Veremos si Jagoba apuesta por un fichaje y Endika (que acaba de ser renovado hasta 2022) o prefiere que el canterano salga cedido y tirar con dos jugadores con más experiencia. Yo apostaría por la primera, con el Promesas en 2B y jugándolo todo.
La zona de pivotes es clave para cualquier equipo. Cuando en verano veíamos las posibilidades, a algunos nos parecía que la zona se quedaba un poco coja. No te digo nada, si nos llegan a decir que Iñigo (2023) sólo iba a poder disputar algo más de 1.300 minutos. Aun así, ha podido sumar 1 gol (el de la victoria frente al Lugo) y 4 asistencias. Siendo para mí uno de los fichajes “gordos”, el txantreano no ha tenido toda la continuidad que debería por su lesión y al nivel mostrado por Oier Sanjurjo (2020) y Fran Mérida (2020). El de Estella y el catalán, bastante discutidos ambos durante el año pasado, han dado un paso al frente y han sido guardianes y constructores del equipo. Otra sorpresa positiva de la temporada ha sido la aparición de Luis Perea, que se ha hecho un hueco en el equipo con sus 15 apariciones, destacando sobre todo, el día del Albacete, donde fue titular, el día en que el equipo tomó la autopista hacia el cielo.
Tenía claro que el equipo iba a tener que reforzar esta posición con un pivote con experiencia en primera y que con un recuperado Iñigo sería suficiente. Parece que puede haber sorpresas de última hora con la salida de uno de los pesos pesados del equipo, así que quizás deban de ser dos las incorporaciones. A ello hay que sumarle la vuelta de Otegui (2022), que vuelve tras una gran temporada en Melilla e Imanol (2021), al que mi olfato me dice que se le buscará otra cesión.
En las bandas han destacado dos jugadores de casa. Uno ya consagrado como Roberto Torres (2020), que ha conseguido alcanzar y superar al mejor Roberto de Martín, y Kike Barja (2021), que por fin ha llegado para quedarse. El de Arre ha firmado 12 goles y 3 asistencias, a lo que hay que unirle su jerarquía en el juego. El de Noain, 3 goles y 6 asistencias.
A ellos se unió en enero Robert Ibáñez. El valenciano, nada tuvo que ver al del año pasado. Pese a no llegar a 1.000 minutos ha conseguido dar soluciones a un equipo bastante escaso de jugadores con desborde por fuera. 2 goles, 2 asistencias y fundamental en los partidos claves, le han hecho al club pensarse la idea de adquirirlo en propiedad. Puede ser otro de los jugadores de nivel 1ª y parece que se puede cerrar en algo más de 2 millones.
Entiendo que debería de llegar otro refuerzo más y así doblar las bandas, ya que Olavide finaliza contrato y parece que no va a seguir.
En el enganche y con el permiso de Roberto Torres, “la joya de la corona”, “el Messi de Xátiva”, Rubén García. Ha firmado 7 goles y 11 asistencias, pero sobre todo ha sido la piedra angular sobre la que ha girado el fútbol de Osasuna, tanto en corto como en largo.  A ello hay que añadirle sus más de 180 duelos ganados, a la altura de Oier, el líder en ese aspecto.
El Levante lo va a repescar, pero vamos a ver qué sucede, porque Osasuna va a ir con todo a por él y si él quiere, en agosto volverá aquí. Entiendo que Jagoba y Braulio buscarán otro jugador para sustituirle y si vuelve, bienvenido sea el overbooking. Miguel Díaz (2020), parece que tampoco volverá.

La delantera es otra de las zonas en la que creo que llegarán dos refuerzos. A David Rodríguez (2020), no le faltarán novias en la liga 123 y parece que saldrá. Seguramente suceda lo mismo con Xisco, que acaba contrato y a sus 34 años parece que ya ha terminado su ciclo en Pamplona. Dejará un gran recuerdo el mallorquín, hombre fundamental el año pasado y más importante de lo que parece en éste. Pese a disponer de 580 minutos, ha participado en 28 partidos convirtiendo 4 goles, algunos de ellos importantes como el que le metió al Alcorcón o el de Lugo. Apariciones destacadas en Soria o en casa frente al Zaragoza, si se confirma su salida, se irá uno de los capitanes y bastión en el vestuario.
Brandon (2022), quizás no vaya a notar mucho el cambio de categoría por su estilo de juego. El mallorquín conquistó pronto el feudo pamplonés, pero fue en la segunda vuelta cuando verdaderamente mejoró en su juego. 5 goles,más de 2.000 minutos(35 apariciones) y fundamental en el estilo de presión alta de Jagoba.
Por último, Juan Villar (2021). Ha dado la razón a Braulio, cuando dijo que seguramente podría ser el jugador con más gol de la categoría. Ha sido un hombre de rachas y sobre todo de goles a uno o dos toques. Tiene instinto de gol y ha hecho 12 goles en menos de 2.000 minutos. 1 gol cada 5.5 disparos y un gol cada 2.5 disparos a puerta. Todos ellos desde dentro del área.
Habrá que ver si el onubense puede trasladar sus goles de Segunda a la máxima categoría. Aunque lo que puede preocupar más es si su físico le va a permitir jugar con regularidad a tan alta exigencia.
Parece que el equipo buscará dos delanteros en este verano y en ese caso, quizás Villar pueda volver a la banda. 
El equipo tiene el armazón adecuado para competir en primera, pero habrá que atinar con las incorporaciones, para que el salto de nivel nos pueda equiparar a nuestros rivales.
Pase lo que pase, nadie nos va a quitar lo vivido este año, un equipo de récords, El Sadar vibrante, en definitiva, una temporada de ensueño.
Gracias Jagoba, gracias equipo, gracias Osasuna.

Javier Salvador "Xaba".

Lo más