Comisión SEDEC del Comité de las Regiones.

La Rioja, Galicia y Aragón piden políticas contundentes frente al reto demogáfico

Los presidentes de los Gobiernos de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de Aragón, Javier Lambán, han reclamado que la Unión Europea en el marco de la negociación de la financiación plurianual para el periodo 2021-2027 se contemple la variable demográfica, y se tenga en cuenta aspectos que tengan que ver con el envejecimiento, un problema que han señalado afecta a toda Europa.

Álvaro de los Ríos

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:12

El Comité de las Regiones ha solicitado hoy a la Comisión Europea que ponga el reto demográfico en el centro de su agenda política, que las políticas de cohesión sean aún más contundentes en esta materia y que lo refleje, de manera oportuna, en el Marco Financiero Plurianual para el período 2021-2027. Estas son las principales conclusiones de la conferencia "Europa y el cambio demográfico: un enfoque integrador, sostenible y colectivo", organizada por la Comisión de Política Social, Educación, Empleo, Investigación y Cultura (SEDEC) del Comité de las Regiones y que reúne en Logroño, entre otros, a los presidentes de La Rioja, José Ignacio Ceniceros; Galicia, Alberto Núñez Feijóo; y Aragón, Javier Lambán; al vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Luis Valcárcel; y al vicepresidente primero del Comité Europeo de las Regiones (CdR), Markku Markkula.

Ceniceros, Núñez Feijóo, Lambán -los tres miembros del CdR- y Valcárcel -expresidente del CdR-, han reivindicado que las políticas europeas sean más contundentes contra el reto demográfico.  Ceniceros, presidente de la Comisión SEDEC, ha asegurado que las ocho comunidades que forman parte del Foro Europeo de Regiones con Desafíos Demográficos, con el apoyo del CdR, piden que se modifique el Marco Financiero Plurianual presentado por la Comisión Europea para contemplar, de forma expresa, la variable demográfica. Estas ocho comunidades son La Rioja, Castilla y León; Castilla-La Mancha; Galicia, Cantabria, Asturias, Extremadura y Aragón.

Ceniceros ha puesto el acento en los desequilibrios que están generando el envejecimiento de la población, la tardía emancipación juvenil o las bajas tasas de natalidad "tanto en las zonas que pierden población como en las grandes áreas urbanas receptoras". Desequilibrios que, según ha argumentado, afectan a las áreas económica, social, presupuestaria e incluso ambiental y "se dejan notar en la sostenibilidad de las pensiones, la salud, la movilidad de los ciudadanos y el Estado del Bienestar":

Además, ha resaltado que "la situación se presenta particularmente difícil" en las áreas rurales y periféricas, dónde las bajas tasas de natalidad se combinan con el éxodo de los jóvenes hacia las ciudades y otros países europeos. Por ello, según ha explicado, la modernización sostenible de estas zonas desfavorecidas implica "contrarrestar la 'fuga de cerebros' y mantener y construir la infraestructura física necesaria para promover una mayor cohesión territorial".

Por su parte, Núñez Feijóo ha insistido en que el reto demográfico es "una de las cuestiones más importantes" a abordar tanto en España como a nivel europeo, ya que "es uno de los aspectos que "afectan a la mayoría" del continente europeo, donde la "media de edad sobrepasa los 42 años y medio". De ahí, que haya abogado por una política demográfica "coordinada, ambiciosa y a largo plazo". "La evolución demográfica de Europa no entiende de fronteras regionales ni nacionales y las políticas públicas que se adopten no deben planificarse marcándose como horizonte una o varias legislaturas, sino una o varias generaciones", ha destacado, incidiendo en que las respuestas al reto demográfico deben ser de consenso, trasnacionales y ambiciosas.

Para el presidente gallego "la demografía es uno de los problemas estructurales de Europa y tenemos que implicarnos todas las administraciones", expresando la necesidad de políticas inmigratorias y fiscales inteligentes. No en vano, ha señalado que la demografía influye en el crecimiento económico; en la sostenibilidad del sistema de pensiones y de todo el Estado del Bienestar; y en la cohesión territorial.

En su intervención, el presidente de Aragón ha desvelado que ayer mantuvo una conversación con la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, que le confirmó que para el Gobierno de España "el problema demográfico es un asunto fundamental, que hace que se mantenga vivo el compromiso del Gobierno anterior del establecimiento de una Estrategia contra la Despoblación, así como mantener la figura del Comisionado para el Reto Demográfico". Todo ello, porque según ha señalado Europa "afronta tres desafíos como son el cambio climático, la desigualdad y la despoblación y el problema demográfico". Sobre éste último, ha puesto el acento en que "la inversión de la pirámide de edades pone en peligro el Estado del Bienestar", de ahí que también se haya mostrado favorable a que en el reparto de fondos europeos y en cualquier negociación que se haga en aspectos de financiación "el criterio de la despoblación ha de ser determinante", algo que espera también se incluya en la Política Agraria Común (PAC).

Lo más