COPE

El Puente Mantible de Logroño podría colapsar este fin de semana por el peso de la nieve

Las obras para recuperar el Puente Mantible, ya en licitación, se iniciarán a finales de mayo o principios de junio

Audio

Rocío Ruiz / Agencias

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:02

El Puente Mantible, situado entre el barrio logroñés de El Cortijo y el municipio alavés de Assa, podría llegar a colapsar durante este fin de semana, debido a la acumulación de nieve prevista para los próximos días en la capital riojana.

Así lo han explicado este jueves en una rueda informativa el concejal de Patrimonio y Centro Histórico, Adrián Calonge; y el portavoz municipal del PR+, Rubén Antoñanzas, quienes han anunciado la contratación de las obras del proyecto para la restauración del Puente Mantible, que se ejecutarán a finales del mes de mayo.

"Las obras son necesarias y urgentes, la acumulación de nieve y el deshielo de los próximos días pueden provocar que los arcos y las pilas que sostienen las bóvedas colapsen y acaben rompiéndose", ha explicado Calonge, quien ha recordado que los técnicos del Ayuntamiento han avisado desde el 2017 del peligro de derrumbe.

Este concejal ha señalado que para la consolidación de este proyecto el Consistorio logroñés invertirá un total de 703.000 euros, de los que 250.000 se han retenido del presupuesto del año 2020 para que este elemento patrimonial reciba "la intervención que se merecía desde hace años".

Ha subrayado que "los meses de paralización administrativa por la covid-19 han hecho que el proyecto acumule un año de retraso" y ha reconocido "un mayor número de daños provocados por la humedad en pilares y arcos debido a la erosión del río y a los efectos climáticos".

En esta línea, ha expuesto que a finales del mes de mayo se realizará una primera fase de "consolidación", con un relleno en la oquedad de la pila y una cimbra de madera y acero debajo del arco "para que se pueda sostener en los próximos años".

En la segunda fase de "restauración", se rellenará con piedras los arcos más dañados y se limpiarán los helechos y plantas instalados en el puente que "hacen que el agua de la lluvia penetre y el puente corra peligro".

"También se implementarán nuevos testigos para poder monitorizar el mantenimiento y las buenas condiciones del puente, con el visto bueno del Consejo Superior del Patrimonio Cultural-Histórico y Artístico de La Rioja", ha agregado.

De igual forma, ha constatado que, pese a la urgencia de reparar el Puente Mantible a la mayor brevedad posible, "las restauraciones deben hacerse de mayo a noviembre para aprovechar la época de estiaje del río Ebro".

"Este puente está al lado de un río caudaloso, podría resultar contraproducente aplicar medidas correctoras cuando empiezan las grandes riadas", ha precisado Calongue, quien ha recordado que este puente fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento nacional en 1983.

Por su parte, Antoñanzas ha remarcado que para el equipo de gobierno este era uno de los temas abiertos que más preocupaba y ha afirmado que ve "con cierta preocupación que la situación climática prevista para los próximos días eche por tierra la voluntad del Ayuntamiento de salvar el patrimonio local".

"La exalcaldesa del PP, Cuca Gamarra, heredó en el año 2011 un informe que decía que la situación de este arquitectura era crítica, pero el Partido Popular nunca se tomó en serio llegar a una solución tras años de abandono", ha agregado.

La construcción del Puente Mantible se remonta a la primera mitad del siglo II, en plena época imperial romana, aunque otros estudios recientes sitúan el origen de su construcción en el siglo XI, por lo que otros eruditos lo han catalogado como románico.

En este sentido, Antoñanzas ha señalado que "las obras van a permitir tratarlo y muchos investigadores podrán dirimir si este puente es medieval o románico"

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo