SUCESO

Un niño de 13 años sufre un accidente de poca gravedad tras coger el coche de su padre

Por su edad no se le exige responsabilidad penal al carecer de permiso de conducir pero su familia deberá hacerse cargo de las responsabilidades derivadas.

Un niño de 13 años sufre un accidente de poca gravedad tras coger el coche de su padre 

Rocío Ruiz

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:58

La Policía Local de Logroño ha llevado a cabo durante la última semana un total de 23 denuncias por consumo de alcohol al volante y otras tres relacionadas con el binomio conducción-drogas. Unas cifras que, según los agentes, suponen un número “particularmente elevado”.

Durante todo el mes de julio el número de positivos por alcoholemia fue de 57, de los que 19 fueron derivados a la vía penal. Durante el mismo periodo del año anterior, los agentes registraron 49 infracciones, lo que supone un aumento significativo pese a la gravedad de las sanciones que se imponen, que van desde los 500-1.000 euros en la vía administrativa hasta penas de prisión y retirada del permiso en el caso de las penales.

Asimismo, la Policía Local socorrió a un niño de 13 años que cogió el coche de su padre y tuvo un accidente de poca gravedad; por su edad no se le exige responsabilidad penal por carecer de permiso de conducir, pero su familia deberá hacerse cargo de las responsabilidades derivadas del accidente.

La Policía Local, además, atendió a 17 personas enfermas, indispuestas o desorientadas tanto en la vía pública como en sus domicilios, así como cuatro pequeños incendios en viviendas y naves abandonadas.

Lo más