DESARROLLO ECONÓMICO

Los desafíos del sector vitivinícola a debate en el Congreso Internacional de la Vid y el Vino

200 expertos mundiales se reúnen en Logroño.

Álvaro de los Ríos

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 13:51

Alrededor de 200 expertos mundiales se concentran desde este miércoles y hasta el día 9 en el Palacio de Congresos Riojafórum de Logroño en el I Congreso Internacional de Ciencias de la Vid y el Vino, que organiza el ICVV con motivo de la celebración de su décimo aniversario. Durante las tres jornadas que abarcará el Congreso se desarrollarán sesiones dedicadas a protección de la vid, diversidad y mejora genética, gestión de la producción, fisiología de la vid, microbiología enológica, evaluación sensorial, y química y tecnología enológicas.

El I International Congress on Grapevine and Wine Sciences (ICGWS) 2018 está organizado por el Gobierno de La Rioja, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de La Rioja. Además, cuenta con el patrocinio de Actylab, Afrasa, Agrovin, Bayer, Blechim, Bordón, Excell Iberica, Lallemand, Linlab, Living Innovation, la OIV, Provedo, Cultiva decisiones, Sipcam, Seresco, SNFL, TDI, Vintae, Viveros Villanueva y La Rioja Turismo. Esta primera edición está dividida en ocho sesiones plenarias dedicadas a las cuestiones más novedosas e importantes sobre la Viticultura y la Enología: la protección de la vid; diversidad y mejora genética; gestión de la producción; fisiología de la vid; microbiología enológica; evaluación sensorial; la química del vino y tecnología enológicas. El comité organizador local está encabezado por Ramón González y formado por otros ocho investigadores del ICVV: Purificación Fernández Zurbano, Teresa Garde Cerdán, David Gramaje, Ana Rosa Gutiérrez, Javier Ibáñez, Isabel López Alfaro, Ignacio Martín Rueda y José Luis Ramos Sáez de Ojer.

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha asegurado hoy que “el sector vitivinícola se enfrenta a varios desafíos de suma importancia”, a los que la I+D+i vitivinícola debe ofrecer “soluciones eficaces para que siga siendo clave y fundamental en el desarrollo social y económico de muchas zonas rurales del mundo”. Entre estos retos, ha indicado que “quizás, el que más nos preocupa es el del cambio climático, que puede hacer cambiar el mapa y el modo de cultivo de la viña tal y como hoy lo conocemos”.

Desde que comenzó su andadura el ICVV, “se han llevado a cabo grandes avances, pero también queda mucho por hacer, por lo que no debemos bajar la guardia y tenemos que seguir a la vanguardia”, ha indicado el presidente del Ejecutivo riojano. En este sentido, ha reconocido que la “supervivencia de muchas zonas vitícolas pasa por adaptarse a las condiciones cambiantes y la capacidad para ello dependerá, en gran medida, de los avances científicos que se vayan produciendo”, tanto respecto al material vegetal, a las técnicas y métodos del cultivo de la vid, como a la mejora de los procesos de vinificación, todo ello, “teniendo en cuenta siempre el respeto hacia el medio ambiente”.

José Ignacio Ceniceros también se ha referido a la “amenaza constante de las plagas y enfermedades que van surgiendo constantemente”, algunas de ellas “auténticas amenazas a las que es urgente buscar soluciones”, así como a la necesidad de “desarrollar nuevo material vegetal con interesantes aptitudes vinícolas, utilizando las nuevas técnicas que nos ofrece la genómica o todo lo relacionado con el vino y la nutrición”. Así, ha avanzado que “el sector vitivinícola tiene un gran futuro por delante”, aunque los problemas que padece suponen “un carácter cada vez más global”, por lo que es “fundamental la comunicación y colaboración entre la comunidad científica”.

De esta forma, ha reconocido que “no se podía celebrar de mejor manera el décimo aniversario de ICVV que con un congreso internacional al más alto nivel e interés científico, que deseo que se perpetúe en el tiempo”, ya que en su primera edición ha logrado reunir a expertos procedentes de 18 países, con el compromiso compartido de “contribuir a liderar el futuro de la investigación en este ámbito”. El ICVV se creó el 18 de febrero de 2008, fruto de la “inquietud compartida” del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Universidad de La Rioja y el Gobierno de La Rioja, con los objetivos de “la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación de los procesos vitícolas y enológicos, con especial atención al agrosistema vitícola y natural y al nuevo escenario climático”, así como contribuir a la competitividad del sector, ha destacado Ceniceros.

Lo más