Boletín

SUCESOS

Detenido en Calahorra un grupo de jóvenes que robaba coches para divertirse con ellos

Se les considera presuntos autores de 10 delitos de robo o hurto de uso de vehículo y 2 tentativas. A dos de los vehículos sustraídos les prendieron fuego.

Tito Alcalá

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:55

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Calahorra, dan por finalizada la denominada “Operación Riscabil”, que se ha saldado con el desmantelamiento de un “precoz grupo juvenil”, radicado en Calahorra, que se dedicaba al robo de vehículos a motor.

El operativo se ha saldado con tres varones detenidos y tres investigados (dos de ellos hermanos), con edades comprendidas entre los 14 y 19 años, naturales de Marruecos y España, a los que se les considera presuntos autores, en diferentes grados de participación, de un total de 10 delitos de robo o hurto de uso de vehículo y 2 tentativas.

Estos jóvenes utilizaban los vehículos para su propia diversión. Una vez se cansaban de ellos, los abandonaban en las inmediaciones del casco antiguo de Calahorra, en fincas agrícolas o caminos rurales, tras haberles causado importantes daños materiales en su carrocería, llegando a prender fuego a dos de los turismos, que quedaron totalmente calcinados por las llamas. 

La operación policial se inició, en enero, cuando la Guardia Civil y la Policía Local de Calahorra tuvieron conocimiento, mediante denuncias, de un significativo incremento de robo de vehículos estacionados en la vía pública, circunstancia que generó una cierta alarma entre la población.

Analizadas las denuncias, los investigadores comprobaron que los robos se llevaban a cabo en una en determinada franja horaria y sobre turismos con más de 10 años de antigüedad, preferentemente de las marcas Ford, Opel y Seat, constatando un mismo patrón o “modus operandi”: forzamiento del marco superior de la puerta delantera izquierda del vehículo, para introducir la mano por la ranura y así poder abrir y acceder al interior, arrancar la carcasa bajo el volante y realizar el puente mediante la manipulación del cableado del sistema eléctrico de arranque.

El visionado de cámaras de seguridad y un video facilitado por un ciudadano, permitieron centrar las actuaciones sobre un grupo de jóvenes residentes en Calahorra, conocidos de los investigadores por diferentes actuaciones llevadas a cabo sobre los mismos.

Durante el análisis de estos datos, se comprobó como estos jóvenes utilizan un claro reparto de tareas a la hora de llevar a cabo sus acciones delictivas. Una vez seleccionaban el vehículo que querían sustraer, varios de los implicados vigilaban las inmediaciones para alertar de la posible presencia de Guardia Civil y Policía Local, mientras que el resto forzaba el marco de la puerta, accedía al interior, realizaba el puente y huían con el coche.

Dos de ellos fueron sorprendidos "in fraganti" en el momento que intentaban sustraer otros dos vehículos.

Lo más