OPERACIÓN POLICIAL

Desarticulada la organización criminal que controlaba el mercado de la heroína en Logroño

Se han desmantelado un total de cinco puntos de venta que funcionaban como auténticos “supermercados de la droga”, con un total de 18 personas detenidas.

Álvaro de los Ríos

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 13:09

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, dentro de una Operación policial denominada “Limoncello”, ha desmantelado un activo entramado criminal asentado principalmente en Logroño pero con ventas a "clientes" de toda La Rioja , de Navarra y Alava, dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes, principalmente heroína.

La investigación fue  iniciada en el mes de mayo y dirigida contra un grupo de personas, de etnia gitana, que se dedicaban a adquirir las sustancias estupefaciente a mediana escala y después a distribuirla entre traficantes menores que se encargaban de su posterior venta al menudeo a consumidores de Logroño y otras localidades, empleando para este último eslabón a toda una serie de personas en riesgo de exclusión social con bajos recursos, siendo algunos de ellos incluso consumidores poli toxicómanos ya conocidos por las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Los principales dirigentes de la organización ejercían un "control interno" férreo sobre la amplia red de colaboradores con los que contaba para el menudeo, empleando distintas formas de violencia y amenazas. Así estos colaboradores tenían asignadas desde labores de vigilancia o de protección de los puntos de venta, como  transporte de drogas entre los diferentes puntos de distribución  del clan así como también se valían  de ellos en sus viajes para proveerse de grandes cantidades de droga.

A lo largo de la investigación quedo patente la existencia  de una  infraestructura estable para la distribución de las sustancias estupefacientes, donde la  red de colaboradores se encargaba de la adquisición y distribución posterior a menor escala de las referida sustancias estupefacientes, lo que policialmente es conocido como “menudeo”, consistente en la venta directa al consumidor final en viviendas y domicilios conocidos como “puntos negros”, en los que toxicómanos de diferentes puntos de la Comunidad Autónoma de La Rioja y otras Comunidades limítrofes, acudían con el fin de abastecerse, con los consiguientes problemas de salud pública y convivencia vecinal que estas conductas generan.

El pasado día 23 de octubre, el Grupo de Estupefacientes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado -UDYCO, que lleva a cabo la investigación  y en colaboración con diferentes unidades operativas y de intervención de la Policía Nacional como son el Grupo de Operaciones Especiales (GOES-GEO), la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y Unidades de Guías Caninos, debido a la peligrosidad de estas personas, realizan cinco entradas domiciliarias en inmuebles situados en la calle Cigüeña, la Avenida Pio XII y la calle Norte de la capital riojana, así como en la localidad de Albelda de Iregua deteniendo a los cinco principales integrantes de la Organización para seguidamente realizar los registros domiciliarios para la aprehensión de sustancias estupefacientes y demás elementos probatorios.

Posteriormente y como culminación de esta importante Operación policial, se procedió a la detención de otras trece personas más que habían sido identificados por los investigadores en el trascurso de sus pesquisas de investigación y que de una u otra forma habrían pertenecido o colaborado con la Organización desarticulada, realizando entre otras labores las de tráfico propiamente dichas, así como otras como la de traslado, guarda o custodia de las sustancias con el objetivo de dificultar la aprehensión  de la droga en caso de una actuación policial.

La  magnitud de esta operación policial, no solo deviene por los 18 detenidos,  la cantidad de droga y diverso material incautado (1000 gramos de heroína así como diversa cantidad de otras sustancias estupefacientes como cocaína y hachís, material de corte, un arma larga, un arma corta casera, armas blancas, dinero en metálico, teléfonos móviles), la desarticulación total de la organización y la desactivación de los diferentes puntos de venta de droga, sino sobre todo por las características del grupo criminal investigado, su peligrosidad, su impermeabilidad y su capacidad para controlar el mercado de la heroína en Logroño, con una infraestructura muy importante y arraigada, llegando los agentes policiales en el transcurso de la investigación a demostrar como los cabecillas de la organización empleaban diferentes métodos, entre ellos las amenazas y coacciones, como mecanismo de control y sumisión hacia algunos de los integrantes de los estratos más bajos de la misma, que se oponían o cuestionaban sus órdenes.

El hecho de que estas personas fueran delincuentes con experiencia y que en mucho casos ya habían sido detenidos por la Policía por hechos similares, hizo, que las investigaciones fueran más costosas y dilatadas en el tiempo, debido a las grandes medidas de seguridad que toman con el objeto de prevenir y evitar nuevas investigaciones y detenciones policiales. Los detenidos en la Operación, once varones y siete mujeres, entre los 37 y los 56 años, se sitúan en diferentes niveles de la Organización Criminal desarticulada, desde los cabecillas de la misma, guardadores de las sustancias, trasportadores y hasta pequeños traficantes, donde algunos de ellos vendían droga para poder financiarse su autoconsumo, teniendo todos ellos a excepción de una de las mujeres detenidas antecedentes policiales por hechos relacionados con Trafico de Drogas y por delitos contra el Patrimonio, siendo en su mayoría de nacionalidad española y residentes en la ciudad de Logroño.

La investigación policial ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción numero Tres de los de Logroño, siendo los detenidos junto con las diligencias policiales practicadas puestos a disposición de ese Juzgado.

Lo más