COPE

Consejos para que las altas temperaturas no te pasen factura mientras practicas ejercicio

Jorge Díaz, educador físico-deportivo del centro de entrenamiento y fisioterapia 'Salud Deportiva Alxen', ofrece consejos para practicar ejercicio en verano

Audio

Carlos Cuartero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:19

Jorge Díaz Sen, educador físico deportivo del centro de entrenamiento y fisioterapia, Salud Deportiva Alxen, en Vara de Rey, 70 (941255118, Logroño) nos ofrece este martes algunos consejos a tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio con altas temperaturas. Porque aunque las instalaciones deportivas son un buen lugar para entrenar durante el verano para y no sufrir el calor sofocante, muchas personas siguen prefiriendo practicar deporte al aire libre.

Consejos para que las altas temperaturas no te pasen factura mientras practicas ejercicio


P.- ¿Existe riesgo al realizar ejercicio en ambientes calurosos?

R.- Realizar ejercicio en ambientes calurosos se puede considerar una actividad de riesgo para algunas personas como son los niños, los mayores de 60 años y las mujeres embarazadas, pero no pasa nada mientras se tomen las precauciones apropiadas sobre todo entre 30 y los 35 grados. A lo largo del día deberíamos buscar el momento más fresco y siempre tratando de no sobrepasar más la temperatura.

P.- Has comentado “precauciones apropiadas”, ¿alguna recomendación al respecto?

R.- Hay que realizar un plan individualizado. Primero modificar nuestra actividad en la medida en la que se pueda para asegurarnos el acceso a abundantes líquidos, ya que podemos llegar a perder entre un litro y más de cuatro con el sudor que además de ser un medio de termorregulación, contiene sales y minerales esenciales para el cuerpo. Aprovecho para desmentir la creencia de que el sudor es un signo de una buena sesión de entrenamiento. Muchas veces escucho: “que paliza, hoy como he sudado” y veo gente que utiliza medios para sudar más, como utilizar chubasqueros o ponerse más ropa encima, lo único que hacen es poner en riesgo aún más su salud. Tenemos que buscar vestir ropa que sea muy transpirable para ayudar a la pérdida de calor mediante la evaporación. Por último, debemos tratar de aumentar de forma gradual el estrés térmico al que nos exponemos a lo largo de 10 a 14 días, es decir aclimatarnos al calor poco a poco. Con ello conseguiremos mejorar nuestra transferencia del calor del núcleo del cuerpo, mejorar la función cardiovascular, conseguir una sudoración más eficaz y mejorar con ello el rendimiento y tolerancia al calor evitando sufrir un golpe de calor.

P.- ¿Cómo podemos detectar el golpe de calor?

R.- El primer síntoma pueden ser calambres musculares por la pérdida de agua, sales y el aumento de temperatura, deberíamos parar. Podríamos sufrir un síncope por calor que es la pérdida de conciencia, no tiene que llegar a perder el conocimiento por completo pero sí mareos o debilidad. El agotamiento por calor con mismos mareos y además vómitos o náuseas. Y lo último el golpe de calor, más peligroso ya que conlleva afectación grave y se precisa tratamiento de inmediato.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo