La "bola monumental" de la Navidad de Logroño sigue buscando su sitio

"Se podría inaugurar en torno al 15 ó 16 de diciembre", ha avanzado Cruz-Dunne. Los técnicos municipales trabajan para encontrar la mejor ubicación posible

Audio

Rocío Ruiz

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:54

El Ayuntamiento de Logroño encenderá este jueves las luces institucionales colocadas en los espacios municipales. Así lo ha avanzado el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Kilian Cruz-Dunne, quien ha apuntado que el encendido se hará ante el Teatro Bretón.

"Va a ser un acto muy sencillo", ha relatado Cruz-Dunne, quien ha detallado que el encendido se desarrollará a partir de las 19 horas, y que, además de la iluminación de la parte frontal del Bretón, se iluminarán también El Espolón, Plaza de Abastos, Plaza Salón de Gran Vía, Glorieta y el pino de la rotonda de Vara de Rey con Gran Vía.

Además, ha señalado que se podría también encender la iluminación de la Fuente de los Ilustres, de Gran Vía con Chile, algo que, como ha matizado el portavoz, "depende del trabajo para su instalación".

Una vez que se lleve a cabo el encendido mañana, quedarán pendientes las luces de la fachada del Ayuntamiento, que se pondrán en marcha el día 18, coincidiendo con la apertura del Belén Monumental; este viernes 6, se abrirá el Mercadillo de Navidad de El Espolón; y, para los días 16 ó 17, se prevé también la apertura del Mercadillo tradicional de la Plaza del Ayuntamiento.

A ello se irán sumando más iniciativas que están llegando al Consistorio "por parte de asociaciones comerciales y vecinales", que irán ultimando el habitual en los últimos años programa de actividades navideñas que el Ayuntamiento realiza conjuntamente con la Cámara de Comercio de La Rioja.

Pendiente queda, además, la que va a ser la gran atracción de la Navidad logroñesa: la monumental bola navideña de 12 metros de altura por 12 metros de diámetro, que está en proceso de construcción mecánica por la empresa encargada, Electro Miño.

"Se podría inaugurar en torno al 15 ó 16 de diciembre", ha avanzado Cruz-Dunne, algo que dependerá de cuándo finalice su construcción. Y pendiente está, igualmente, su ubicación definitiva, "que siguen revisando los técnicos" dada la envergadura de la bola.

De este modo, y tras haber barajado "una multitud" de posibles ubicaciones, que se han ido dejando de lado "por problemas de vialidad o de circulación peatonal", el portavoz ha señalado que "quedan cuatro o cinco ubicaciones posibles" entre las que elegir y de las que, de momento, "y mientras se analizan", no ha querido avanzar más detalles.

Lo más