Boletín

¿Se merece este panorama Concha Andreu, el PSOE de La Rioja, después de los resultados electorales logrados?

¡Vaya mes de julio!. Hemos pasado del “fin de una época y el comienzo de otra” al “ya veremos". 

¿Se merece este panorama Concha Andreu, el PSOE de La Rioja, después de los resultados electorales logrados?

Álvaro de los Ríos

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 09:15

La crisis es innegable y pública entre el PSOE de La Rioja y Podemos, y no sorprende a nadie. No es un calentón momentáneo. Es una bomba de relojería que estaba en marcha y que antes o después podía explotar. El hermetismo de dos partidos políticos que tejen sus telas de araña, dos burbujas. ¡Ojo!, que las burbujas aíslan de la realidad y la cuerda no se puede mantener tensa siempre. Hay que pisar suelo, deben ser conscientes. La formación de un futuro Gobierno de La Rioja ha creado ya un nuevo estado de ansiedad en el PSOE y en Podemos que con cada declaración, lejos de cerrar diferencias,  van complicado más las cosas. ¡Vaya mes de julio!. Hemos pasado del “fin de una época y el comienzo de otra” al “ya veremos". En el cuartel general de los socialistas se vive estos días con la respiración contenida porque se retrasa la aspiración de Concha Andreu a la Presidencia de La Rioja tras el pinchazo del  Partido Popular. La situación es complicada por las curvas del circuito y hasta el final están asegurados los nervios.  No es momento para entusiasmos, de momento no se puede cantar victoria, pero ¿se merece este panorama Concha Andreu, el PSOE de La Rioja, después de los resultados electorales logrados el pasado 26-M?. Es no sólo necesario, sino imprescindible para el bien  de todos que este choque de trenes entre dos visiones hoy irreconciliables para el futuro de La Rioja concluya satisfactoriamente. En septiembre tendremos la solución.

Lo más