Picornell pide al Monarca que medie en el conflicto catalán

El Rey Felipe recibe a las autoridades de Baleares en el Palacio de la Almudaina

La crisis de los refugiados en el Mediterraneo o el independentismo catalán han sido algunos de los temas que Su Majestad ha tratado con las autoridades de Baleares. También las visitas al Palacio de Marivent. 

El Rey Felipe recibe a las autoridades de Baleares en el Palacio de la Almudaina

Julene Valdés

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:35

Media hora aproximadamente ha estado el Rey Felipe reunido con cada una de las principales autoridades de Baleares. En estas audiencias, que han comenzado con dos horas de antelación con respecto a otros años para que el Monarca pudiera participar en la primera jornada de la Copa del Rey de Vela, la primera en hablar con Don Felipe ha sido la presidenta del Govern, Francina Armengol. A su salida ha comentado que ha hablado con el Rey de la buena marcha económica de Baleares. También han conversado sobre el Palacio de Marivent y según dice el Rey Felipe se ha mostrado feliz con la cantidad de ciudadanos que han visitado los jardines, 60 mil personas en lo que va de año. Armengol también ha aprovechado la ocasión para ensalzar ante el Rey la figura de su compañero de partido, Pedro Sánchez, de quien dice que desde que ha llegado al Gobierno Estatal ha favorecido las relaciones bilaterales con la comunidad.

Tras Armengol ha sido el turno del presidente del Parlament, Baltasar Picornell, que a su salida del encuentro ha confirmado que no estará en la cena que ofrece el Rey el viernes porque se va de viaje, el año pasado ha recordado que no asistió porque era su cumpleaños. Picornell, que más que hablar con Su Majestad de Baleares ha mirado hacia Cataluña para perdirle que medie en el conflicto independentista. Parece que el Rey Felipe le ha dicho que está dispuesto a tender puentes.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, se se ha centrado en Mallorca y en concreto en Palma. Le ha hablado al Rey de los cambios que ha hecho en materia de alquiler vacacional y la necesidad de facilitar viviendas a los residentes. También le ha puesto al día sobre la recuperación de algunos espacios degradados para convertirlos en focos culturales o sobre la petición al Ministerio de Defensa para que devuelva a Palma la casa del exalcalde de Palma Emili Darder.

Por su parte el presidente del Consell de Mallorca Miquel Ensenyat ha vuelto a poner la nota de humor al decir que había hablado con el Rey de la necesidad de declarar vestimenta oficial las camisas de cuello Mao para soportar el fuerte calor que hace estos días en las Islas. Mas allá de las bromas Ensenyat se ha puesto serio porque el tema que ha centrado el despacho con Su Majestad ha sido la necesidad de tomar medidas para ayudar a los miles de inmigrantes y refugiados que están muriendo en el Mediterráneo.

Lo más