En una carta

El Papa envía sus condolencias a los damnificados del Llevant

La colecta extraordinaria de la Diócesis recauda más de 150.000 euros para los afecados por las inundaciones.

El Papa envía sus condolencias a los damnificados del Llevant

Cristina Requena

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:38

El Papa Francisco ha remitido una carta al obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, mostrando su proximidad y plegaria con los damnificados por las inundaciones del 9 de octubre en la zona del Llevant de Mallorca. El Papa da respuesta así a la misiva enviada por el obipo Taltavull los días después de las inundaciones, donde le pedía que tuviese presentes en su plegaria a quienes habían perdido a familiares en la catástrofe y a los afectados en general.

El papa Francisco comienza la carta agradeciendo al obispo y a los diocesanos de Mallorca "su cercanía y afecto", y se hace partícipe de las penas y sufrimientos de los hermanos de estas tierras: "En los momentos de abatimiento que tocan la vida de nuestra gente, y que ha sufrido la pérdida de sus seres queridos y de sus bienes materiales, solo el misterio de la entrega amoroso y sin reservas de nuestro Señor Jesucristo en la cruz puede ayudar a no caer en el desánimo y avanzar por caminos de esperanza, con la convicción de que la fe en la Providencia divina sostiene y alienta", escribe.

A la vez, e invitando al obispo a ser "signo e instrumento de la ternura y misericordia del Buen Pastor" y de consolar a quienes han sido afectados, le pide que les haga llegar "mi cariñosa cercanía y mi bendición, mi oración por sus necesidades y también mis sufragios por quienes han perdido la vida en esta catástrofe".

Por otro lado, la Diócesis de Mallorca  también ha dado cuenta del importe recaudado en la colecta extraordinaria del fin de semana del 13 y 14 de octubre en parroquias y lugares de culto y la recogida de donativos destinados a paliar las necesidades de los damnificados por las inundaciones en el Levante de Mallorca y que asciende a 150.179,49 €.

Los donativos se gestionan a través de un equipo formado por los párrocos de Sant Llorenç, S'Illot, Artà y una trabajadora social de Cáritas Manacor, con la coordinación de los Servicios Sociales de Sant Llorenç. A estas alturas ya se han destinado 19.249,79 € a paliar situaciones de necesidades urgentes.

Además, la Diócesis recuerda la labor del servicio de atención a la familia y al duelo. Este equipo de trabajo, constituido inmediatamente después de la catástrofe por el obispo Sebastià Taltavull junto con los párrocos de las localidades afectadas, tiene como objetivo hacer un seguimiento de las necesidades tanto materiales como humanas y espirituales. Para tal, se han incorporado los servicios de atención a la familia y al duelo de la Diócesis, que se ponen a disposición de los afectados para atender a cualquier persona o familia que lo necesite.

Hoy se cumple un mes de la tragedia mortal que  se llevó la vida de 13 personas por el desbordamiento del torrente de Ses Planes.

Lo más