El Mallorca de Moreno hace soñar a la afición

El 2-0 ante el Albacete es una continuidad al buen trabajo de una temporada que ha devuelto a muchos mallorquinistas a Son Moix

Vicente Moreno

Jordi Jiménez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:23

Es un resultado con trampa, porque a pesar de lo positivo, el Mallorca sabe que un momento de flaqueza y dos goles del Albacete les bastaría a los manchegos para dejar fuera a los bermellones. En la promoción a Primera no hay penaltis, y un 2-0 en la prórroga condenaría a los de Moreno.
El mensaje ha sido de mucha prudencia tanto del entrenador Vicente Moreno como de los jugadores, que no ocultaban eso sí el rostro de la satisfacción por un buen partido.

Y es que pocos de los que fueron a Son Moix dudaban que se vería un equipo eléctrico, un equipo que correría, que apretería y que pondría velocidad en las transiciones. El Mallorca de Vicente Moreno ha devuelto a muchos mallorquinistas a Son Moix, con el mejor ambiente de los últimos siete-ocho años, y una de las mejores entradas sin lugar a dudas(más de 16.000 espectadores). 
Puede no ser una cantidad muy elevada en otras zonas de España, pero viniendo de donde viene el Mallorca, con 7.000 en las gradas durante la pasada temporada en Segunda B, las cosas han cambiado. Y es que los aficionados se han vuelto a enganchar esta temporada a este Mallorca que en Son Moix ha sido un rodillo, segundo mejor equipo en casa tras Osasuna. 

El técnico Vicente Moreno ha dicho sobre sus jugadores que "son unos fenómenos. Cuando acabas arriba las cosas parecen más fáciles de lo que son, hay que valorarlo. Estamos en un club histórico pero la realidad es que estábamos en Segunda B y éramos como el resto. Tiene mucho mérito lo que hacen , lo que nos hacen disfrutar y lo orgullosos que estamos de ellos. Cuando un jugador se lo deja todo poco más le puedes pedir" .

De cara al encuentro de vuelta se estima que unos 500 seguidores estén en el Carlos Belmonte, entre los que viajarán en barco, vuelo charter o por su cuenta desde la península. 

Lo más