COPE

Los restauradores deberán implantar medidores de CO2 y registrar en una lista a todos los clientes

El Govern aplica estas nuevas medidas en el sector de la hostelería para garantizar que los bares son lugares seguros

Terrazas

Baleares

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:27

El Govern trabaja en nuevas medidas para el sector de la restauración para hacer frente a la COVID-19 e incluye la obligación de instalar un medidor de CO2 para que "los clientes puedan comprobar que están bien ventilados".

Además de esta medida, el conseller de Trabajo, Iago Negueruela, ha avanzado que los dueños de bares y restaurantes deberán entregar un registro mensual al Govern sobre los clientes de sus establecimientos para llevar a cabo un posible rastreo ante contagios positivos de coronavirus.

Negueruela ha matizado que el registro no podrá tener una antigüedad mayor a 30 días y los datos se utilizarán sólo por parte de las autoridades sanitarias de Baleares para realizar "mejores labores de rastreo". "Serán confidenciales y sólo se recogerán los datos como nombre, DNI y número de teléfono a los comensales de interior de los locales", ha especificado.

LOS RESTAURADORES VEN ESTA MEDIDA INVASIVA

Sobre esta propuesta, la presidenta de Pimem Restauración ha asegurado que "seguramente el comensal la percibirá como invasiva e igual conlleva una pérdida de clientes". Sin embargo, ha enfatizado que el registro sólo servirá para que el rastreo "sea más efectivo" en el caso de que hubiese algún contagio.

"Asumimos esa responsabilidad como empresas y confiamos en que el cliente lo entienda porque es un mal menor ante esta pandemia", ha dicho Cusí, a lo que el presidente de Restauración de CAEB ha añadido que "si la temporada próxima es mala, caeremos todos".

Sobre los medidores de CO2 en los interiores de los bares y restaurantes, el conseller ha comentado que deben estar en un lugar accesible para la visión de los los consumidores y "se deben percibir como un mecanismo de seguridad". "Habrá restaurantes que tengan una mejor ventilación en interior, pero igualmente será obligatorio su uso", ha dicho.

A continuación, ha precisado que los medidores de CO2 comprobarán si la ventilación es "suficiente". Si no lo es, Baleares obligará a los locales a instalar purificadores del aire. "Si no disponen de ellos, el Govern lanzará una línea de ayudas para cofinanciarlos", ha detallado.

SELLO DE CALIDAD ANTE LA COVID-19

Asimismo, el Govern trabaja con las organizaciones empresariales de Baleares en un sello de calidad con el que el sector de la restauración pueda demostrar que cumple todos los requisitos.

Negueruela ha señalado que estas medidas han sido pactadas en la reunión de este jueves y se deberán desarrollar para aprobarlas, como muy tarde, la semana próxima. Igualmente, ha enfatizado que el Govern priorizará el uso de las terrazas y, por ello, se permitirán los aforos "necesarios" en función de la evolución de la pandemia.

Tanto CAEB como Pimem han valorado las medidas pactadas con el Govern. "Podrían reducir horarios o mesas y no se ha planteado, con lo cual es importante llegar sanos a la temporada próxima para que no se escape", ha dicho el representante de CAEB.

Por su parte, Cusí ha insistido en que es "una gran satisfacción" este punto de encuentro entre la colaboración público-privada porque, ha añadido, "supone un esfuerzo para todos".

Del mismo modo, la secretaria general de la Federación de Servicios de CCOO ha incidido en que, a día de hoy, "lo prioritario" es la seguridad sanitaria a la vez que "mantener esta actividad económica para dar seguridad a los trabajadores y clientes".

Sobre las Navidades, el conseller Negueruela ha afirmado, para concluir, que se establecerán medidas con el sector de la restauración en las próximas semanas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar