Joan Gual de Torrella: "Los cruceros no son la prioridad de la APB"

El presidente de Autoridad Portuaria dice que hay un problema de congestión y que hay que encontrar una salida para evitar estas concentraciones

Audio

Palma

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:04

El presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), Joan Gual de Torrella, ha destacado que el Plan Estratégico que está elaborando en este momento el organismo portuario persigue priorizar la sostenibilidad del tráfico de cruceros en los puertos que gestiona, pero descarta perseguir su crecimiento. En una entrevista concedida a IB3TV, Joan Gual de Torrella, enmarca el tráfico de cruceros como una parte de las cinco líneas estratégicas de actuación que contempla el plan, pero no la más importante.

"Los cruceros no son la prioridad de la APB", afirmó Joan Gual de Torrella. Según Gual de Torrella, lo que hace el Plan Estratégico es comprobar que, como en el resto del mundo, el turismo de cruceros tiende a crecer en las Islas. En cambio, el Plan detecta que en el puerto de Palma aparecen "señales de alarma" por la concentración de turistas de cruceros en el centro de la ciudad que han conducido a mantener contactos con las navieras de cruceros para buscar unas medidas para redimensionar este mercado a un turismo más sostenible. "Por lo tanto, -asegura- el mercado crece, pero no crece el puerto de Palma, porque el puerto de Palma se  adaptará a lo que decidan las administraciones con las navieras".

El presidente de la APB ve los puertos como unas infraestructuras donde llegan y parten unos turistas que vienen a visitar las Islas Baleares, pero cree que quien debe decidir el número de turistas que pasan no es el puerto sino el destino turístico. "Entendemos, como entienden otros puertos de Europa que tenemos el mismo problema de congestión, que tenemos que encontrar una salida" para evitar estas concentraciones.

Clase Europax

En este sentido, Gual de Torrella se ha referido al grupo de trabajo Cruise 2030 del que el puerto de Palma forma parte junto con los puertos de Venecia, Dubrovnik, Marsella, Cannes, Amsterdam, Málaga y Bergen. Este grupo de trabajo está pidiendo a las navieras que reduzcan el tamaño de sus cruceros destinados a Europa con la creación de una nueva clase llamada Europax. "Los cruceros se han disparado de forma. Y buscan economías de escala y esto quiere decir que de cada vez los barcos son más grandes". En este sentido, el presidente de la APB ha manifestado que lo que se está advirtiendo a las navieras "es que si bien esto, en el Caribe o en Asia puede funcionar, en Europa, tarde o temprano, acabarán teniendo el mismo problema por todo".

Para el presidente de la APB, las conversaciones iniciadas en septiembre pasado entre el Govern y las navieras de cruceros continúan para encontrar una solución y ha confirmado que existe una conexión entre ambas partes. "A una naviera cuando se le dice que no hay lugar suficiente para todos los turistas que lleva, lo entiende. Una naviera no quiere ser mal recibida en un destino, además de que la saturación de los cascos históricos redunda en contra de la misma naviera para que la experiencia de esta escala no es buena "-afirma Gual de Torrella.

Escalonamiento y desestacionalización

Además, el presidente de la APB especifica que las bonificaciones que la APB tiene establecidas para el tráfico de cruceros están orientadas a potenciar aquellos puertos donde no existe el problema que tiene Palma, como son Maó y Alcúdia. Así como también a bonificar aquellos cruceros que hacen escala en temporada baja en Palma y Eivissa, a partir del mediodía y que no coincidan con otros cruceros. Unas acciones que intentan desestacionalizar y evitar coincidencias de cruceristas en un mismo día y a la misma hora.

En este sentido, ha avanzado que el puerto de Palma prevé para 2020 que la mayor parte del año -en concreto 286 días- coinciden en el puerto de Palma como máximo dos cruceros y que los dos días del año que se registran las puntas de 6 y 7 cruceros, cuatro son cruceros de pequeña eslora y de menos de 400 pasajeros y otros cuatro de puerto-base.

Gual de Torrella concluye que "hay un trabajo para hacer que es racionalizar los horarios en los que bajan los turistas a tierra, racionalizar los días y, si esto no basta, racionalizar el número total de cruceristas que llegan al destino".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar