La droga procedía de Colombia

Interceptan un barco con más de 300 kilos de cocaína entre Ibiza y Mallorca

Vigilancia Aduanera ha detenido a los cinco tripulantes del yate valorado en más de millon y medio de euros

Interceptan un barco con más de 300 kilos de cocaína entre Ibiza y Mallorca

Pau Calvo

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:12

El Servicio de la Agencia Tributaria del Área Regional de Vigilancia Aduanera de las Islas Baleares ha interceptado un yate con 300 kilogramos de cocaína durante la madrugada del domingo entre Mallorca e Ibiza. Los cinco tripulantes, cuatro de ellos holandeses y uno alemán, han sido detenidos y se encuentran a disposición judicial.

Ha sido una de las mayores incautaciones de la historia en Baleares. La operación se inició a mediados de 2016 cuando se detectó un yate de lujo valorado en más de millón y medio de euros. Tras varias investigaciones se comprobó que los propietarios tenían relación con la introducción de estupefacientes en Europa. El jefe de la unidad operativa de vigilancia aduanera, Ernesto Carvajal, explica como se inició la investigación. “La Vigilancia Aduanera hace un control exhaustivo de todas las embarcaciones que llegan a Baleares. Sus tripulantes habían tenido una relación tangencial con el narcotráfico. Realizamos investigaciones, comprobamos su forma de vida y nos coordinamos con otras autoridades.”

El pasado domingo se descubrió que el buque investigado partía en dirección a la península y se inició el seguimiento. Usaban un modus operandi muy habitual que consiste en arrojar la droga al mar mientras que más tarde, otra embarcación la recoge. “Este método comporta menos riesgos porque la droga queda en el mar y la encuentran a través de un localizador.” Los primeros 150 kilos de cocaína de gran pureza, procedentes de Colombia, se encontraron en el mar. El resto, en el interior del yate una vez se procedió a la detención. “La detención se produce en alta mar en momentos de alta tensión. Sabíamos que estaban alijando la droga y que habían perdido algún fajo en el mar.”

 De momento la investigación continua abierta en Holanda y no se descartan más detenciones.

Lo más