• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

En 2013

La Fiscalía pide 7 años de prisión para el causante del incendio de Andratx que arrasó 2.400 hectáreas

El viernes se cumplen 6 años del peor incendio de Baleares, hoy hay una vista previa al juicio al hombre que causó el fuego con los restos de una barbacoa.

La Fiscalía pide 7 años de prisión para el causante del incendio de Andratx que arrasó 2.400 hectáreas

Cristina RequenaPalma

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:49

La Audiencia Provincial de Baleares celebra hoy  una vista previa al juicio por el  mayor incendio de Baleares ocurrido en  la Serra de Tramuntana en 2013, en la que se quemaron 2.347 hectáreas. La Fiscalía reclama una pena de siete años y medio de cárcel para I.G.H., un hombre de 58 años que reconoció ser el responsable del fuego.

La Fiscalía le imputa un delito de incendio forestal y también reclama para él una multa y que indemnice a los perjudicados que sufrieron daños en sus fincas, al servicio de Bomberos del Consell, a la Conselleria de Medio Ambiente -en más de 4,3 millones de euros- por los costes de los medios aéreos y terrestres y la restauración de la zona afectada, al Ayuntamiento de Andratx -con 99.360 euros- y al servicio de carreteras del Consell -con 1,6 millones de euros-.

El incendio comenzó el 26 de julio de 2013, en una finca en el Camí de Son Jovera, en Andratx. El acusado esparció restos de una barbacoa sin extinguir del todo en montón de restos de poda, que prendieron y afectaron a la masa forestal colindante.

La Fiscalía subraya que el hombre necesitaba una autorización del Govern para poder hacer uso del fuego y que el terreno y las condiciones meteorológicas eran propicias para generarse un incendio forestal. La temperatura era cercana a los 38 grados, la humedad relativa estaba en torno al 35 por ciento y la velocidad del viento era cercana a los nueve metros por segundo. Además, en la zona había hojas de pino secas, matorrales y arbolado, que ardieron con facilidad.

Así, el incendio se propagó con gran virulencia, y tardó varios días en ser extinguido -se consiguió apagar el 30 de julio-. Afectó a la zona suroeste de Mallorca, en el extremo situado más al sur de la Serra de Tramuntana, incluyendo territorio de los municipios de Andratx, Estellencs y Calvià.

2.347 HECTÁREAS, LA MAYORÍA PROTEGIDAS

El incendio afectó 2.347,1 hectáreas la mayoría protegidas. La mayor parte de los terrenos afectados (2.246 hectáreas) eran de propiedad privada, y entre los de titularidad pública figuran las fincas de Sa Coma d'en Vidal, Son Fortuny y Galatzó.

La Fiscalía reseña que en la carretera Ma-10, del punto kilométrico 102 al 110, había 42 viviendas, de las que siete estaban sin habitar. Como consecuencia del incendio tuvieron que ser evacuadas unas 750 personas.

LIBRO SOBRE  LA REGENERACIÓN DE LA ZONA

Coincidiendo con el sexto aniversario del terrible incendio el Govern, la UIB y «la Caixa» han presentado la publicación Gestió ambiental post-incendi forestal, un estudio líder en el Mediterráneo. Las principales conclusiones son :

-El grado de cobertura del suelo en 2017 (4 años después del incendio) era del 50 %, siendo el carrizo la especie más abundante (con más del 13 % de cobertura).

-La calidad del suelo en las marjades, independientemente de la afección por incendios forestales, es siempre menor, lo cual apunta al hecho de que las actividades agrícolas del pasado todavía tienen efectos negativos sobre los suelos y su capacidad de recuperación.

-A pesar de que las terrazas son medidas muy eficaces de conservación del suelo, la falta de mantenimiento y el colapso de los muros pueden provocar la activación de procesos de erosión de mayor magnitud.

-La evolución y la eficiencia de las actuaciones post-incendio forestal desarrolladas (feixines) y la presencia de marjades tienen un papel relevante en el proceso de recuperación forestal, con mayores tasas de regeneración vegetal.

Lo más