COPE

ENTREVISTA

El Consell de la Joventut pide unidad para frenar el paro juvenil y es que solo el 33% trabaja

El impacto de la pandemia en los jóvenes: la tasa de actividad ha bajado del 50 % por primera vez en la última década

Audio

Presenta Cristina de Ahumada. Técnico Pep Lluis Bauzá.

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:40

El Instituto de la Juventud (Injuve) ha alertado de la "especial virulencia" del impacto económico que la pandemia del coronavirus está teniendo en los jóvenes, el colectivo más afectado por la crisis: solo el 33,5 % tiene un empleo y la tasa de actividad ha bajado del 50 % por primera vez en la última década.

Son datos del informe "Juventud en riesgo: análisis de las consecuencias socioeconómicas de la COVID-19 sobre la población joven en España", elaborado por el Instituto de la Juventud y el Consejo de la Juventud de España.

La destrucción de puestos de trabajo no está siendo homogénea, ya que dos de cada tres jóvenes no tienen empleo y un tercio de quienes sí tienen trabajo corren el riesgo de perderlo.

Sólo el 33,5 % de los chicos de entre 16 y 29 años tiene un trabajo y la tasa de empleo ha caído siete puntos con respecto al segundo trimestre de 2019.

Entre el primer y el segundo trimestre de 2020, el 19,8 % de los jóvenes ha perdido su empleo y la tasa de actividad se ha reducido al 47,9 %, ya que "gran parte de la población joven, ante la imposibilidad de encontrar un trabajo, abandona la búsqueda activa de empleo y se refugia en los estudios, pasando a integrarse en la población inactiva".

El pasado 27 de mayo la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó que el paro juvenil está en riesgo de convertirse en un problema estructural en España y el pasado 2 de agosto conocimos que el paro juvenil se situaba en 43.9%, el mayor porcentaje de la Unión Europea y casi 20 puntos porcentuales por encima de la media europea.

Desde el Consejo de la Juventud de las Islas Baleares expresan su preocupación por estos datos y la realidad juvenil que ello supone. Hay que tener en cuenta que las juventudes Baleares antes de la pandemia cobraban una media de 11.000 euros anuales y se ve obligada a hacer un esfuerzo, que podemos definir como insostenible, para poder continuar con el su proyecto de vida, o bien explorar vías alternativas como son las de compartir piso.

La criminalización ha dejado a la juventud en una gran situación de vulnerabilidad que agrava el paro juvenil.

Desde el Consejo de la Juventud de las Islas Baleares reclaman medidas valientes para atacar duro esta lacra que afecta tan gravemente a la juventud Balear.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo