COPE

Condenados a 4 años de cárcel 2 turistas por dejar paralítico a un portero de discoteca en Mallorca

Los 2 turistas que dejaron paralítico a un portero de discoteca de Megapark, en Mallorca, se enfrentaban inicialmente a 26 años de prisión.

Audiencia Provincial

EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:36

La Audiencia de Palma ha condenado a dos años de prisión a cada uno los dos turistas alemanes que agredieron al portero de la discoteca Megapark, en s’Arenal, un hombre senegalés que quedó paralítico debido a las lesiones medulares que le causaron.

Los dos jóvenes se enfrentaban inicialmente a penas que sumaban 26 años de prisión por el delito de lesiones agravado, dado que durante la paliza profirieron expresiones en alemán como “jódete negro” o “negro de mierda”.

La Fiscalía, el abogado de la víctima y el de los acusados han alcanzado este lunes un acuerdo para rebajar la petición de condena antes de celebrarse el juicio ante el tribunal de la sección segunda de la Audiencia.

Los responsable del delito de lesiones, asistidos por una intérprete, han consignado 150.000 euros en concepto de responsabilidad civil y no podrán comunicarse ni acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante diez años.

El tribunal les ha concedido la suspensión de la pena de prisión durante cinco años, siempre y cuando no cometan ningún otro delito ni visiten Baleares durante este periodo.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, sobre las nueve de la noche del 7 de junio de 2019, los dos acusados se encontraban en el interior del complejo Megapark. Un amigo se subió al escenario y el vigilante de seguridad le invitó a bajarse.

De acuerdo a la acusación pública, los dos veinteañeros alemanes discutieron con el portero, de origen senegalés. Uno de ellos le dio un puñetazo en la zona de la nuca, mientras el otro, que llevaba una camiseta en la que se podía leer “Juventudes alemanas”, le agarró de las piernas para derribarlo, cayendo el trabajador de manera brusca contra el suelo.

Ambos encausados le propinaron patadas y puñetazos por todo el cuerpo mientras el portero se encontraba en el suelo, a la vez que proferían expresiones en alemán como “jódete negro” o “negro de mierda”.

Como consecuencia de la agresión, el trabajador de la discoteca sufrió una contusión medular cervical con lesión de la médula, así como fracturas de huesos de la nariz. Precisó tratamiento hospitalario, quirúrgico y rehabilitador, tardando en curar 150 días de perjuicio muy grave.

Las secuelas sufridas le han supuesto una incapacidad total para su trabajo habitual, así como una disminución de la fuerza motora del lado izquierdo del cuerpo y disfunción de la vegija a causa de las lesiones en la médula.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo