Boletín

Camp Redó sigue en una crítica situación

La presencia de ratas en el barrio se suma a las malas condiciones de las aceras, el ruido de la música por la noche y la no actuación del Ayuntamiento. 

Audio

Joan Torres

Alberto CercósPalma

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:48

La indignación en la zona de Camp Redó sigue en aumento. Esta vez, una de las razones, es la presencia de ratas en diferentes casas y edificios de uno de los barrios más deteriorados de Palma. La situación es devastadora, pasan los días y el contexto no varía en absoluto. 

Víctor Manuel Blázquez, portavoz de Salvem Camp Redó, se muestra muy indignado por la no actuación del nuevo equipo de gobierno. Explica que antes de las elecciones todos los grupos políticos apoyaron sin dudarlo una serie de medidas para mejorar la vida de los ciudadanos, unas medidas que no están llegando: "Hicimos una reunión con doce partidos políticos y todos nos apoyaban".

Blázquez espera que la oposición reivindique la mala gestión que está haciendo el Ayuntamiento de Palma con Camp Redó para intentar mejorar la situación: "El equipo de gobierno alardea del buen trabajo que hacen en los barrios vulnerables y que son el gobierno de la gente, pero a la hora de ponerse a trabajar, no hacen nada. Es desesperante". "Ya no sabemos si esto se arreglaría en los juzgados, la oposición debería dar un paso adelante", asegura Blázquez.

La presencia de las ratas, el último factor en llegar al barrio, es solo un punto más de un contexto donde es muy complicado vivir. A todo ello hay que sumarle otras acciones que hacen que tener una vivienda en Camp Redó sea una auténtica aventura y un sin vivir. Sobre todo las personas mayores sufren mucho los ruidos que hay por la noche y el mal estado de las aceras. No hay presencia policial y eso favorece a que, de madrugada, algunos grupos pongan música muy alta en sus vehículos y perjudique el sueño tanto a esas personas mayores como esa gente que tiene que madrugar para ir a trabajar.

Lo más