COPE

Ocio

'Vigo por la Danza' la asociación que reclama bailar pegados

Hablamos con su presienta Ana Paula Vega sobre las medidas que se toman en las escuelas de baile de la ciudad y de la comarca.

Danza

Uxía PerdizVigo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:03

Nos interesamos por la situación que atraviesa actualmente el mundo de la danza debido a las restricciones generadas por la pandemia. Y para poder profundizar en este tema he hablado con Ana Paula Vega, que es la presidenta de 'Vigo por la Danza', una asociación que a raíz de toda esta situación crearon en nuestra ciudad los amantes de la danza. Todo fue al principio a través de un grupo de whatsapp en el que varios profesionales del sector charlaban sobre las dudas que generaba el estado de alarma, la posterior reapertura de establecimientos como los suyos, es decir las escuelas de baile, y sobre diversas cuestiones que a todos preocupaba.

Para poder pedir a la administración ayudas o protocolos, era conveniente presentarse como asociación y de ahí nació 'Vigo por la Danza'. Que además les permite a todos los profesionales estar en contacto. Y es que no sólo integra ya a profesionales de la ciudad olívica sino de otros municipios e incluso del norte de Portugal. Y es que siempre hay que buscar el lado positivo a todo. Una asociación que surgió con la pandemia pero que se marca varios objetivos como mejorar el sector desde la unidad. Focalizar nuestro trabajo unidos me decía Ana Paula.

Además, le he preguntado por los protocolos que siguen para evitar contagios y que ahora mismo se marcan en las clases de baile. Y es que sí aunque quizás hay dudas, se siguen ofreciendo clases de baile con algunos matives. Por ejemplo, no pueden ser bailes pegados y los grupos son reducidos.

Precisamente ese impedimento a bailar pegados es lo que más choca a los profesionales porque no entienden que un matrimonio que vive junto no puede bailar pegado. Siguen trabajando de manera grupal, pero separados todo el tiempo. Con marcas en el suelo que les dicen hasta donde pueden moverse, cada uno su espacio. Además, por otro lado, ahora mismo también han tenido que reducir los horarios tras decretarse el toque de queda que nos obliha a estar en casa a las 23:00 horas. Con todo, las escuelas de baile incluso se han impuesto medidas. Insisten en que son seguros.

Y si hablamos de aforo, ahora mismo las clases de baile se pueden desarrollar a un 50% de la capacidad total del espacio. Ana Paula me explicaba que en aulas que antes podía albergar a 30 personas ahora están con muchísimas menos, la mitad. Y como ocurre en los colegios, luego hay otro factor muy importante. Todos los alumnos deben llevar puesta, durante toda la clase, la mascarilla. Un complemento que ya es indispensable en el día a día, pero que al estar realizando esfuerzo físico puede resultar incómodo. Situaciones que esta pandemia nos obliga a normalizar. Las escuelas de baile, como ocurre con muchos otros negocios, han bajado la facturación. Pelean por mantenerse, también contra el miedo de algunos usuarios.

Poco a poco tratarán de volver a la normalidad, a esa nueva normalidad a la que todos tenemos que acostumbrarnos. Una nueva normalidad en un mundo que para ellos lo es todo. Y es que no sólo podemos pensar en la danza como ocio, sino que hay muchas personas, profesionales, que es su trabajo, además de su pasión.

Audio

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar