Boletín

ACTUALIDAD

Tres alpinistas de Vigo atraviesan el "Ojo Azul" de Siberia

La expedición busca llamar la atención sobre los efectos del cambio climático y cumplir un reto deportivo

Tres alpinistas de Vigo atraviesan el Ojo Azul de Siberia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:53

Chus Lago, Verónica Romero y Rocío García llevan doce días atravesando el lago Baikal, el lago más antiguo y la mayor reserva de agua dulce del planeta. El también llamado "Ojo Azul" de Siberia o "Perla de Asia" es una gigantesca masa de agua, de 31.494 km2 de norte a sur, un lugar reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El lago Baikal ha experimentado un aumento de la temperatura de 1,2º en los últimos 100 años, lo que provoca que se congele durante 18 días menos al año. Las alpinstas se han encontrado en esta aventura con un grosor del 'permafrost', la capa de hielo que cubre la superficie del lago entre los meses de febrero y abril, inferior al esperado, lo que las obliga a avanzar con "extrema cautela" y "arrimarse" a la orilla para pasar la noche, según la información facilitada a los medios de comunicación. En su  También explican que el ruido del hielo al moverse es "ensordecedor" y no cesa "ni de día ni de noche". En la misiva apuntan además que se han encontrado con fracturas de hasta 4 metros de ancho. Un entorno "hostil" que recorrerán durante 30 días, en los que tendrán que soportar temperaturas inferiores a los -30º cargando trineos de unos 80 kg de peso con "lo necesario para sobrevivir".

La alpinista y concelleira de Vigo, Chus Lago, describe en un diario que está realizando sobre la expedición cómo "miden los dedos que separan el sol del horizonte" para saber el tiempo que queda para la puesta de sol, ya que solo pueden avanzar por el hielo en las "escasas horas de luz". Explican también que cuando queda hora y media para la retirada, comienzan a buscar cobijo en la costa "en un recodo que proteja" su refugio de "una posible ventisca" durante la noche. Allí es donde instalan la tienda "sujeta con unos tornillos al puro hielo cristalino" para estar preparadas para afrontar la noche: "La temperatura cae 10 grados más tras el último rescoldo de luz solar". 

Lo más