COPE

Curiosidades

¿En qué ocupaste tu tiempo en el confinamiento? En montar un puzzle de casi 40.000 piezas

Esta es la respuesta de Mónica Cabaleiro, una joven de Salvaterra do Miño (Pontevedra) que tardó más de un año en montar este puzzle que pesa 20 kilos.

Con el dibujo de una selva, el puzzle se expone ahora en una sala del parque público de A Canuda, en Salvaterra de Miño.

ctv-vhk-176252504 10223169171132016 6590247701287781015 n

Uxía Perdiz Silva | Vigo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:02

20 kilos, casi dos metros de altura y seis de ancho. ¿Qué son estos datos? Pues las medidas y peso que alcanza uno de los puzzles más grandes del mundo y que ahora mismo se encuentra en una sala del parque público de A Canuda, en el municipio pontevedrés de Salvaterra do Miño. Su autora es Mónica Cabaleiro, una joven vecina de este lugar que durante el confinamiento del pasado año se propuso como meta hacer este puzzle gigante para matar las horas que se nos pedía estar en casa. El resultado ha sido un megapuzzle al que ya se le tiene que buscar nueva ubicación porque como ella misma nos confesaba "no entra en mi piso de dos habitaciones".

Cerca de un año es el tiempo que ha empleado esta joven para construir este puzzle.

Mónica trabaja en un hotel, en el momento en el que se declara el estado de alarma se tiene que ir para casa y las paredes se le echaban encima. Tenía que buscar algo con lo que permenecer entretenida. A su pareja le dio por hacer bici y ella entonces decidió sacar un viejo puzzle que tenía en casa, pequeño de 3.000 piezas , y hacerlo. Mientras su novio "estaba al rodillo", ella logró montar ese puzzle y como le supo a poco quiso intentar construir uno de inmesas dimensiones. "Lo monté en cuatro días (el de 3.000 piezas) y me quede sin recursos", señala esta joven de Salvaterra do Miño. Fue entonces cuando decidió investigar cual era el puzzle más grande del mundo, no encontró el más grande del mundo para que se lo enviasen a casa, pero si el que esta entre los cinco más grandes del mundo. En total 33.600 piezas, casi nada.

El puzzle fue enviado desde Málaga y así como llego, el 6 de abril de 2020, Mónica se puso manos a la obra. Desde entonces estuvo montándolo, aunque reconoce que no le costó demasiado "es una afición que siempre tuve, me relaja, me distrae..". El dibujo de este puzzle hace referencia a una selva con sus animales y su verde, la similitud entre las piezas dificultaba el trabajo. "Lo más complicado fue llenar las zonas verdes porque abarcaba muchos espacios y no sabes si son de arriba o de abajo", asegura.

El puzzle terminó de montarlo el pasado 24 de marzo. Casi un año después. Y claro, en una vivienda normal no coge por el momento permencerá expuesto un mes o dos en el parque público de A Canuda, en Salvaterra do Miño. Después todavía no sabe lo que va a hacer con él porque "no tengo una casa tan grande como para poder ponerlo". Espera que surga alguna idea como instalarlo en un lugar público o una casa cultural.

Además, el reto no queda ahí, Mónica echa de menos los días que pasó montando su puzzle por eso ya ha visto otros dos para montar. Uno más pequeño de 24.000 piezas y otro mucho más grande de 42.000. Estaremos pendientes de esta nueva experiencia.

Esucha aquí la entrevista completa.

Audio




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo