Boletín

SUCESOS

Pelea a cabezazos en las gradas de un partido de prebenjamines en Pontevedra

El árbitro suspendió el partido y reclamó la presencia de la Policía Local

Campo de fútbol Pontevedra

Pablo Romero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:03

El partido en el campo de A Xunqueira de los niños prebenjamines de la Asociación Juvenil Lérez y de la Escuela de Fútbol Base Moañesa terminó antes de tiempo. No por el resultado, sino por la batalla campal que se vivió en las gradas en una trifulca con varios protagonistas y numerosas agresiones. Fundamentalmente se trata de los padres de los menores de los equipos. Ambos grupos se enzarzaron en una pelea después de que los locales se quejasen de la posición de los progenitores visitantes. Según explica a COPE el presidente de la AJL, Carlos Rodríguez, "estaban situados en una valla próxima al campo que impedía la visibilidad de las madres locales". 

El árbitro del encuentro, viendo la imagen que se estaba dando en las gradas, decidió suspender el partido en el minuto 20 de juego. El colegiado Alexander Vázquez Castro explica en el acta arbitral como desde el campo de juego observó que "los aficionados de ambos equipos, en su casi totalidad madres y padres de los jugadores se enzarzan en una discusión que va subiendo de tono hasta el punto de convertirse en una pelea, teniendo que intervenir las fuerzas del orden". Ambos delegados se mostraron conformes con la decisión arbitral de dar por terminado el partido. 

Los agentes de la Policía Local de Pontevedra se personaron en el campo de A Xunqueira para dar cuenta de las agresiones, con al menos una persona herida por un cabezazo. Los futbolistas, los niños de 5 a 7 años, se fueron para casa entre lágrimas ante el bochornoso espectáculo ofrecido por sus padres. 

Reacciones institucionales 

La Real Federación Galega de Fútbol ha manifestado este lunes su condena "a todo tipo de violencia, física o verbal, que se produce en un campo de fútbol o desde la grada." En este sentido, el Comité Gallego de Fútbol Base se reúne a las 18 horas en Santiago de Compostela para trata de poner coto a este tipo de comportamientos incívicos. 

Lo más