COPE

Dos años de cárcel por el atropello mortal ocurrido en Barbadás (Ourense) en noviembre de 2016

El conductor había consumido cocaína y causó la muerte de una mujer de 75 años que cruzaba por un paso de peatones con su marido, que resultó herido

Juzgados de Ourense

Juzgados de Ourense

Amelia GonzálezOURENSE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:43

El Juzgado de lo Penal número 1 de Ourense ha condenado a dos años de cárcel al joven que en 2016 atropelló a un matrimonio en Barbadás causando la muerte de la mujer y dejando grave al marido.

El condenado es Said Carlos, nacido en Marruecos, y tenía entonces 22 años. Los hechos tuvieron lugar en A Valenzá (Barbadás), en noviembre de 2016, cuando el joven, que conducía bajo los efectos de las drogas, atropelló al matrimonio que cruzaba un paso de peatones.

Según la resolución de la magistrada María Blanca Díez Mediavilla, "el matrimonio, agarrado del brazo, cruzaba el paso de peatones debidamente señalizado, por señal vertical y marca vial, a la altura del número 1 de la Rúa do Viso. Said Carlos ve al matrimonio cuando prácticamente los tiene encima», intenta frenar bruscamente su vehículo, y realiza un giro brusco hacia el lado izquierdo para evitar al atropello pero, a pesar de ello, «no fue capaz de esquivarlos» y resultaron atropellados en la mitad del paso de peatones, cuando éstos habían rebasado el carril derecho.

La causa inmediata de la muerte de la mujer, que tenía 75 años, fue hemorragia cerebral, siendo la causa fundamental traumatismo craneoencefálicocon hemorragia intracraneal y fracturas óseas craneales.

El hombre sufrió traumatismo superficial en la cabeza, fractura del antebrazo y múltiples traumatismos superficiales. Además, precisó varias asistencias facultativas y tratamiento médico con hospitalización durante varios días, y le han quedado como secuelas dolor en la muñeca y agravación de artrosis previa, así como perjuicio estético en grado moderado.

La magistrada María Blanca Díez Mediavilla considera probado que el conductor había consumido marihuana y cocaína, lo que afectó “a sus capacidades para el manejo del vehículo”, pues no se percató de la presencia de las víctimas “hasta que prácticamente estaba encima del paso de peatones”, por lo que descarta que un “despiste” del conductor hubiese sido la causa del atropello.

La jueza lo considera autor de un delito de lesiones y de otro contra la seguridad vial, en concurso con un delito de homicidio, y le impone la pena de dos años de cárcel y tres años de privación del derecho a conducir vehículos a motor, lo que implica la pérdida de vigencia del permiso.

Además, impone, tanto al conductor como al dueño del coche y a la aseguradora, el pago de una indemnización de 251.846 euros a los familiares de la víctima mortal y a su marido, a quien también deberán pagar 11.833 euros por las lesiones y secuelas del atropello.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo