Boletín

El CHUO prepara cambios en la atención de los pacientes para reducir los casos de "Delirium"

El Síndrome de Confusión Agudo afecta a un alto porcentaje de pacientes hospitalizados mayores de 65 años

Deliriium

Doctores Gómez Reino, García Comesaña y González Soler.

Amelia González OURENSE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14 mar 2019

Hoy, 13 de marzo, se celebra el Día Mundial del Delirium. Con este motivo se ha presentado en el CHUO la constitución de un grupo de trabajo que forman los profesionales de los servicios de Medicina Interna y de Psiquiatría, para avanzar en la forma de tratar a los pacientes que desarrollan este síndrome, así como para prevenir los síntomas del Delirium, o Síndrome Confusional Agudo.

Y es que un alto porcentaje de los pacientes mayores de 65 años que son ingresados en un hospital desarrollan alteraciones congnitivas a las pocas horas del ingreso, según explicó el doctor Juan José González Soler, del servicio de Medicina Interna, quien precisó que "estos pacientes se desorientan, pueden tener episodios de agitación, o quedarse apáticos. Y esto agustia mucho a las familias, y genera mucha morbilidad y mucha mortalidad en los pacientes ingresados". 

El doctor González Soler explicó que la patología del Síndrome Confusional Agudo va muy asociada al envejecimiento, y genera un gran deterioro funcional y neurológico en los pacientes que la sufren. 

Por su parte, el doctor Ignacio Gómez Reino, del servicio de Psiquiatría, afirmó que "el origen del Delirium es siempre orgánico, aunque en muchas ocasiones la clínica que presenta el paciente sea típicamente psiquiátrica, ya que pude mostrar estados de agitación, alucinaciones y actuaciones paranoides. De ahí la importancia de afinar el diagnóstico, ya que los tratamientos son muy diferentes".

Modificar la forma de actuación de los profesionales para minimizar el impacto del síndrome es una de las metas del grupo de trabajo sobre el Síndrome Confusional Agudo, ya que es prevenible hasta en un 40% de los casos, como recordó el gerente de la EOXI, Julio García Comesaña, y esa reducción va unida a pequeños cambios en la atención al paciente, como la forma de tratarlos o la de explicarles de forma amable, las actuaciones a las que se les va a someter. Pero los especialistas apuntan también a la colaboración de las familias como parte fundamental a la hora de dar la voz de alarma sobre los primeros síntomas.

Lo más