Más sombras que luces en los 100 primeros días de gobierno de Pedro Sánchez en Galicia

A. Varela/Cope Galicia

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 08:18

Se han cumplido los 100 primeros días de gobierno de Pedro Sánchez con más pena que gloria. Hay asuntos polémicos en los que el nuevo ejecutivo no ha tenido tacto con los intereses de Galicia.

En primer lugar está por ver si se reconduce la crisis con Arabia Saudí que puede dejar a Navantia sin el contrato de las cinco corbetas. En los astilleros de Ferrol están preocupados, porque aunque su papel en la construcción de esos barcos es secundario la operación es fundamental para garantizar la viabilidad de la compañía. "Es uno de los contratos más importantes de los últimos años", asegura a Cope Javier Galán, el presidente del comité de empresa.

El anuncio de la subida del precio de la autopista del Atlántico en un 2% antes de que termine el año ha sentado como un jarro de agua fría en la comunidad. Cierto es que ya se había anunciado por el gobierno de Rajoy, pero no se entiende que las obras de ampliación se ejecuten con la condición de incrementar peajes en una vía que es ya muy cara y que carece de alternativas gratuítas. Los socialistas afirmaban antes que se podía asumir con fondos de Fomento ese incremento, ahora sólo barajan la opción de la subida de peajes.

Tampoco se entiende en Galicia la decisión del ejecutivo de Pedro Sánchez de condonar la deuda del puerto de Valencia mientras mantiene la del de A Coruña. En Vigo reclaman, y con razón, la construcción de la conexión ferroviaria con Portugal y con la Meseta, y todos los puertos gallegos necesitan nuevas infraestructuras.

Con relación a las obras del AVE, se anunció una auditoría que determine si se pueden cumplir o no los plazos. El ministro de Fomento afirma que las obras van a seguir al mismo ritmo que hasta ahora, pero los socialistas gallegos ya han puesto la venda antes que la herida y acusan al anterior gobierno de ser demasiado optimista con los plazos.

Lo más