COPE

Las Mareas gallegas, divididas en las Elecciones Generales

Se presentan dos candidaturas diferentes y Anova ha decidido no concurrir a los comicios

Las Mareas gallegas, divididas en las Elecciones Generales

El buen resultado en las municipales facilitó la candidatura conjunta de hace 3 años. Foto: Europa Press

A. Varela

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23 mar 2019

El votante rupturista tiene un dilema en Galicia en las Elecciones Generales del 28 de abril. Las Mareas, que consiguieron 5 diputados en los comicios de 2016, se presentan ahora divididas en dos; En Marea por un lado y Podemos-Izquierda Unida por otro. Además Anova, el partido de Xosé Manuel Beiras, se ha quedado en medio y ha decidido no presentarse ni apoyar a ninguna de las dos opciones.

Las diferencias ideológicas entre unos y otros hacían prever un desenlace de este tipo, pero sorprende lo rápido que se ha descompuesto un movimiento que consiguió las alcadías de A Coruña, Ferrol y Santiago, que superó en votos al PSOE en las últimas autonómicas y que obtuvo 5 escaños en el Congreso de los Diputados en 2016.

De cara a los comicios del mes que viene está por ver hacia dónde se van a decantar sus simpatizantes. En Marea se presenta como un proyecto autónomo que no responde ante fuerzas estatales, Podemos e IU tienen el apoyo pleno de esas dos formaciones pero concurren en solitario (paradójicamente con la fórmula En Común-Unidas Podemos). Las perspectivas no son demasiado buenas, de hecho uno de los motivos por los que Anova ha abandonado el barco es la lucha abierta por ocupar los escaños con más posibilidades de éxito.

Llamativo es el caso de Yolanda Díaz, que a pesar de ser de Ferrol se presenta como número uno por Pontevedra. Ocupar el número 2 por A Coruña podría dejarla fuera de las Cortes.

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

¿Cómo han llegado hasta aquí? Desde un primer momento se produjeron tensiones entre los que se conformaban con ser una delegación en Galicia de Pablo Iglesias y los que pretendían crear un espacio vinculado a Podemos pero con autonomía. Los tira y afloja estuvieron a la orden del día pero el primer gran desencuentro se produjo en marzo de 2018. Una diputada autonómica Paula Quinteiro se vio implicada en un incidente confuso con la policía local de Santiago. Según explicaron los agentes intentó evitar que un joven que estaba provocando daños en los coches aparcados fuese identificado, y según algunas fuentes intentó hacer valer su condición de diputada para protegerlo.

El caso Paula Quinteiro fue el primer gran desencuentro en En Marea

La dirección de En Marea pidió su renuncia, pero ella no sólo se negó a hacerlo sino que recibió el apoyo de sus compañeros de Podemos. Se llegaron a celebrar una primarias para preguntar qué debería hacer Quinteiro y la militancia le pidió que se marchase, pero no sirvió de nada, porque la diputada siguió en su puesto y Villares quedó desautorizado. La primera fractura estaba hecha.

Las Mareas gallegas, divididas en las Elecciones Generales

Luís Villares lidera En Marea, que se presenta como un proyecto autónomo de Podemos

RENOVACIÓN FALLIDA DE LA DIRECCIÓN

El segundo escalón de la ruptura se produjo nueve meses después, en diciembre de 2018. Tocaba renovar la cúpula de En Marea y el sector crítico- formado por Podemos, IU y los alcaldes-, presentó a un candidado David Bruzos para intentar derrocar a Luís Villares. La guerra fue sucia desde un primer momento. Se acusaron mutuamente de amañar los censos y el proceso estuvo incluso paralizado durante semanas por sospechas de que había habido accesos irregulares.

Acusaciones mutuas de pucherazo en las primarias para escoger al portavoz

Finalmente ganó Villares, pero los críticos no aceptaron el resultado y ni siquiera ocuparon los puestos que les correspondían en la dirección. La guerra no tenía marcha atrás y las heridas eran cada vez más profunda.

VOTACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS DE SÁNCHEZ

A pesar de los desencuentros, de puertas a fuera los integrantes de las Mareas intentaban aún dar una impresión de unidad, pero esa ficción quedó desenmascarada en la votación del proyecto de Presupuestos de Pedro Sánchez el pasado mes de febrero. La dirección de En Marea decidió votar en contra del texto pero sólo obedeció una de los cinco diputadas en el Congreso. Los otros cuatro siguieron la disciplina de voto de Podemos y apoyaron las cuentas.

El sentido del voto en los presupuestos generó un conflicto insuperable

Después vinieron reproches mutuos en las redes sociales y cuando Sánchez convocó las elecciones la ruptura era la única solución. Tanto unos como otros propusieron al de enfrente a sumarse a su proyecto, pero el alejamiento era tan grande que no ha habido conversaciones serias para intentar lograr una candidatura conjunta.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo La Lupa de la mañana

La Lupa de la mañana

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE