Boletín

El Gobierno pone en la cuerda floja los 5.000 puestos de trabajo de Ence en Pontevedra

La pastera corre riesgo de cierre por una decisión de la Abogacía del Estado

El Gobierno pone en la cuerda floja los 5.000 puestos de trabajo de Ence en Pontevedra

La pastera está situada a orillas de la ría de Pontevedra

A. Varela

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 08:58

Los 5.000  trabajadores directos e indirectos que dependen de la planta de Ence en Pontevedra vuelven a tener el miedo en el cuerpo. En 2016 el gobierno de Mariano Rajoy prorrogó a la pastera la licencia para operar 60 años más en su actual emplazamiento, pero ese permiso está en la cuerda floja.

El ayuntamiento presentó en su día recurso y ahora el gobierno de Pedro Sánchez ha decidido allanarse en el juicio, es decir, renunciar a defender la prórroga y asumir que los argumentos de los demandantes son correctos. La posibilidad de que la justicia anule la prórroga gana enteros.

La compañía, que se dedica a la fabricación de pasta de papel, ya ha mostrado su preocupación por el riesgo de cierre. Se da la circunstancia, además, de que estos últimos años han hecho inversiones importantes para reducir los efectos de su actividad en el entorno.

REACCIONES POLÍTICAS

La decisión del Gobierno de ponerse del lado de los contrarios a Ence ha sido aplaudida por partidos como el BNG, que gobierna en Pontevedra y que han hecho de la lucha contra Ence uno de sus principales objetivos. Defienden los nacionalistas que la factoría destruye más empleo del que crea porque a su juicio frustra las posibilidades de marisqueo y turismo en la zona.

El Partido Popular, sin embargo, defiende la continuidad de la planta. Su candidato en la ciudad, Rafa Domínguez, decía este jueves en las redes sociales que "si yo fuese alcalde todos los que trabajan en Ence dormirían esta noche mucho más tranquilos, porque la empresa no cerraría".

Además de los 5.000 empleos entre directos e indirectos, la Xunta ha mostrado su preocupación por el futuro incierto que se abre para las 80.000 familias que viven en Galicia del sector del eucalipto, y que venden madera a Ence.

El presidente Alberto Núñez Feijoo anunciaba este jueves que "si esto va en serio tenemos que anunciar que vamos a defender a las familias" y recordaba que Galicia es la primera potencia maderera de España y que Ence compra la mitad de la madera que se corta en Galicia. 

En su comentario de esta mañana en Cope Galicia Carlos Luís Rodríguez, llamaba también la atención de la relevancia de Ence para el sector forestal gallego.

Lo más