Boletín

SUCESOS

Una ballena de 22 metros yace en la costa de Tapia

Es la segunda más grande que vara en Asturias en los últimos 25 años 

Ballena varada en la Cala de Figo (Tapia)

AgenciasCope de la Costa

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:45

Una enorme ballena varada en la Cala de Figo, cerca de Salave en Tapia de Casariego, está despertando la expectación de vecinos y turistas desde este miércoles, día en que se acercó a la costa para morir.

El rorcual varó el miércoles 14 en la cala tras estar más de una hora golpeándose contra las rocas y dejar un llamativo rastro de sangre en el agua. Allí quedó encallada, en una zona de difícil acceso. En las últimas horas técnicos del Principado de Asturias se acercaron al lugar para inspeccionar al animal y medirlo. Mide 22 metros de longitud y se calcula que pesa entre 25 y 30 toneladas. Ahora estudian la manera de sacar al cetáceo de allí, previsiblemente por mar y remolcándolo hasta un puerto cercano.

El segundo mayor cetáceo que vara en Asturias

Según ha explicado Luis Laria, el presidente de la Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas (Cepesma), se trata del segundo ejemplar de tal tamaño que vara en las costas asturianas en los últimos 25 años.

Ahora habrá que hacerle la necropsia para averiguar las causas de la muerte pero Laria apunta que ni el color ni el peso parecen los adecuados para la magnitud del cetáceo.

Hay que conservar el esqueleto

El presidente de CEPESMA considera importante la recuperación del esqueleto, y en este sentido ya ha trasladado a los organismos competentes su disposición a hacerse cargo para su exposición.

Ha advertido también que la ballena está en un lugar de difícil acceso y que sería importante sacarla de ahí, dado que la marea podría devolverla al mar con el riesgo que supondría para la navegación.

Lo más