#CORONAVIRUS

Mondoñedo ultima medidas sociales y económicas para paliar la crisis provocada por la pandemia

La primera decisión ha sido suspender el cobro de alquileres de locales en la Praza de Abastos

Exterior de la Praza de Abastos de Mondoñedo

COPE de la Costa

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 10:59

El Concello de Mondoñedo trabaja en un paquete de medidas de contenido económico y social para ayudar a los vecinos a superar la situación de crisis provocada por el coronavirus.

Entre otras, se procederá a la suspensión del cobro de alquileres de locales municipales, como los de la Praza de Abastos, durante el tiempo de cierre obligado.

Esta es la primera medida, pero el ayuntamiento también trabaja en la redacción de un plan municipal transversal, en colaboración con el resto de administraciones, que contribuya a salir de la situación provocada por la crisis sanitaria y, especialmente, a los sectores más afectados

Al mismo tiempo, cabe destacar que el ayuntamiento cuenta con una ordenanza reguladora de las prestaciones económicas municipales de emergencia o de urgente necesidad, dirigida a paliar situaciones carenciales graves que afecten a las necesidades básicas o extraordinarias de las personas residentes y empadronadas en Mondoñedo.

Estas prestaciones están reguladas en la correspondiente ordenanza, aprobada en 2018.

Según se establece en la citada ordenanza, los gastos que pueden ser cubiertos mediante este tipo de ayudas son los siguientes:

  • Los derivados de las necesidades básicas de la vivienda habitual, como alquiler, hipoteca o recibos de suministro y reparaciones básicas urgentes
  • Alojamiento alternativo temporal
  • Alimentación
  • Medicamentos y otros productos de carácter sanitario que no cubra el Sistema Público de Salud
  • Apoyo a la conciliación familiar y laboral
  • Transporte
  • Cualquier otro gasto que no estando recogido en los apartados anteriores y que los trabajadores consideren preciso cubrir

En la citada ordenanza se establece que el período máximo de estas ayudas será de cuatro meses, si bien se podrán prorrogar excepcionalmente en casos concretos y debidamente acreditados y justificados, tanto documental como técnicamente.

La ordenanza recoge que, en ningún caso, la cantidad percibida en un año por la unidad familiar beneficiaria de las ayudas comprendidas en este reglamento podrá superar en su totalidad en dos veces el IPREM mensual vigente.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo