Boletín

Villares dice que “el anómalo” inicio de curso afecta a mil alumnos de Lugo

Dice que Educación tendría que haber planificado mejor el desarrollo de las obras en colegios

Villares dice que “el anómalo” inicio de curso afecta a mil alumnos de Lugo

Ramudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:32

El portavoz parlamentario de En Marea, Luis Villares, ha informado de que la “situación anómala” que se ha vivido en cuatro centros de la provincia de Lugo donde las clases han comenzado sin haber terminado las obras proyectadas en esos colegios afecta a casi un millar de alumnos de la capital lucense, Cervo, Foz y A Fonsagrada.

“Ayer, en la sesión de control al gobierno, la conselleira de Educación dijo que ya no había ningún problema en los centros educativos de la provincia de Lugo. Singularmente dijo que los centros de Cervo y de Casás tienen solucionados los problemas”, dijo Villares.

Sin embargo, “al día siguiente” de esas manifestaciones en sede parlamentaria, se puede apreciar que “eso no es así”, precisó el portavoz de En Marea en el transcurso de una visita al colegio de Casás, porque “se escuchan ruidos” en las aulas, los accesos no están en condiciones “de normalidad” y “muchos niños y niñas no están acomodados en las aulas que les corresponderían”.

Esto ha provocado, añadió, una “situación anómala” en el “arranque del curso” escolar, hasta el punto de que “hoy en Casás solo está la mitad del alumnado matriculado”.

“Eso mismo es lo que sucede en el CEIP número 1 de Foz”, donde “muchos de los alumnos que fueron a clase están hacinados en la sala de profesores y separados por biombos”, con “apenas espacio para poder jugar en el patio”, añadió.

En Cervo, según Villares, “esta mañana ningún alumno pisó el centro, porque las obras así lo impiden” y también hay problemas en el colegio de A Fonsagrada.

“En total, están afectados unos mil niños de la provincia de Lugo. Para nosotros esto ni es comenzar con normalidad ni una actitud responsable por parte de la Administración, que debería haber tenido previsión, porque sabía perfectamente cuando comenzaba el curso”, insistió.

Desde su punto de vista, “las obras tenían que haber sido planificadas para comenzar antes y, en caso de que no se pudieran terminar, en primer lugar deberían haber informado a los padres y a la comunidad educativa y, en segundo, tener habilitadas unas instalaciones alternativas”.

Por último, dijo que la Consellería no debería “intentar desinformar a la gente” como “sucedió ayer”.

“En Marea denunciará esta situación en el Parlamento hasta encontrar una solución”, zanjó.

Lo más