Los profesores suspenden las clases en el colegio apuntalado en Sarria por grietas

La Xunta insiste en que la seguridad está garantizada

Los profesores suspenden las clases en el colegio apuntalado de Sarria

Ramudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:57

Las clases en el colegio Frei Luis de Granada, en Sarria, quedaron hoy suspendidas por parte de los profesores del centro, después de que fuesen apuntaladas varios espacios del edificio a causa de las grietas detectadas a la vuelta de las vacaciones de Navidad, según han informado a la Cadena Cope fuentes de la Delegación Territorial de la Xunta de Galicia en Lugo.

Como consecuencia de esta decisión de los profesores, los alumnos que fueron llevados al colegio por sus padres regresaron con ellos a casa, mientras que los niños que son usuarios del transporte escolar, permanecieron en la biblioteca del centro hasta el final de la jornada lectiva, lo que provocó críticas por parte del ANPA, explicaron los mismos informadores.

A la espera del informe definitivo, las mismas fuentes indicaron que, de acuerdo con el criterio de la Unidade Técnica de la Consellería de Educación, “no hay ningún riesgo para la estructura del edificio”.

El delegado territorial de la Xunta de Galicia en Lugo, José Manuel Balseiro, ha querido un lanzar hoy un mensaje de tranquilidad a los padres de los alumnos matriculados en ese colegio de Sarria.

El propio colegio informó a través de un escrito a las familias de los 377 alumnos matriculados en el centro -77 en Infantil y 296 en primaria- de que “a la vuelta” de las vacaciones de Navidad se observaron en el edificio “pequeños cambios físicos” de los que fue informada la Unidade Técnica de la Consellería de Educación.

También se informaba a las familias mediante esa nota de que este fin de semana “técnicos de la Consellería” iban a colocar puntales en el centro -en el patio, en los pasillos y en algún aula- “para analizar y realizar un estudio en ciertas partes de la estructura del edificio de la escuela”, para “más seguridad y tranquilidad de todos”.

Asimismo, precisaba que la Consellería había informado de que no era preciso “suspender las clases”, pues el apuntalamiento de ciertas partes del colegio es una medida que forma parte del propio estudio técnico.

Balseiro aseguró que la colocación de esos puntales no es un motivo “para generar alarma”, sino que se se hace “por seguridad”, mientra los técnicos encargados del estudio hacen los pertinentes “controles” en un edificio cuyas grietas ya habían provocado alarma en el año 2011.

De hecho, dijo que la actividad lectiva puede continuar “sin mayor problema”, a la espera de conocer “el 100% de la información”.

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar