• Domingo, 21 de julio 2024
  • ABC

COPE

El alto nivel del embalse de Belesar propicia la práctica de deportes acuáticos en la Ribeira Sacra

Una ruta de motos náuticas llamó la atención hace unos días de la gente que trabajaba sus viñas a orillas de la presa artificial construida en aguas del río Miño

Vídeo

Félix Méndez

Ramudo
Baruk Domínguez

Lugo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:38

Ha llovido mucho este invierno y las precipitaciones siguen siendo copiosas en lo que llevamos de primavera. El nivel del agua en el embalse de Belesar está alto y eso favorece la práctica de deportes náuticos, como las rutas en motos de agua.

Hace unos días, una ruta organizada por la Real Federación Galega de Motonáutica, en colaboración con la Xunta de Galicia y el Concello de Portomarín, llamó la atención de la gente que trabajaba en las viñas a orillas del embalse.


Un pueblo con historia

A finales del verano, cuando la sequía suele provocar una importante bajada del nivel del agua en el embalse de Belesar, se pueden visitar plenamente las ruinas del antiguo Portomarín, la capital del municipio lucense del mismo nombre que quedó sumergida por completo en el año 1963, en plena dictadura franquista, cuando se construyó este pantano artificial en el río Miño.

La presa es obra del ingeniero Luciano Yordi de Carricarte, si bien el edificio de control de la central eléctrica es obra del arquitecto militar Juan Castañón de Mena. El embalse, situado entre los municipios de Taboada, Chantada, O Saviñao, Paradela, O Páramo, Guntín y Portomarín, se creó para abastecer a una central hidroeléctrica operada en la actualidad por la empresa Gas Natural.

El pueblo fue trasladado al Monte do Cristo, donde fueron reconstruidos alguno de los edificios más importantes de la capital municipal, entre ellos la iglesia de San Nicolás, cuyas piedras fueron numeradas una a una y ensambladas de nuevo en su actual ubicación.



Sin agua, una bonita estampa

Con todo, la sequía del estío permite ver e incluso visitar a pie las ruinas del viejo pueblo, el que quedó inundado cuando se llenó el embalse.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Sorprende, después de tantos años, ver la silueta del antiguo puente sobre el río Miño, o las paredes de las casas que continúan en pie, a pesar de estar sumergidas buena parte del año.

Es un reclamo más para los visitantes y una imagen que se llevan como recuerdo los muchos peregrinos que durante la época estival pasan por Portomarín.

También es emocionante para los vecinos del municipio, que ven como la ausencia prolongada de precipitaciones deja al descubierto una parte de su vida que quedó bajo el agua hace más de medio siglo.


Con agua, mucha más vida

No obstante, el alcalde de Portomarín, el popular Pablo Rivas, reconocía en declaraciones a COPE Lugo que su municipio también es muy atractivo en época de "enchente".

Hace dos meses, en los primeros días de marzo y con el embalse de Belesar a un 95% de su capacidad total, el regidor portomarinense destacó que se trataba de"una buena noticia" para los vecinos, que podían estar tranquilos con el "almacenamiento de esa agua para aprovecharla al máximo" y no pasar apuros durante épocas de escasez.

Además, el alcalde también quiso destacar que a nivel turístico "el embalse nos ofrece dos posibilidades" y, contrariamente a lo que se pueda pensar, Pablo Rivas prefiere que esté lleno.

"Repercute mucho más para el sector turístico, ya que se pueden realizar actividades náuticas", protagonizadas principalmente por "motos acuáticas y embarcaciones de vela o piragüismo".

"Da mucha vida al pueblo que escojan Portomarín para desarrollar estas actividades", destacó Rivas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tour de Francia: Etapa final

Con Heri Frade

Reproducir
Directo Tour de Francia: Etapa final

Tour de Francia: Etapa final

Con Heri Frade

Escuchar