• DIRECTO

    La Tarde

    Con Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Afronta 13 años de prisión por pornografía infantil y maltrato animal “extremo”

El acusado se grabó mientras destripaba a varias crías de gato y se masturbaba sobre sus restos

Afronta 13 años de prisión por pornografía infantil y maltrato animal “extremo”

Ramudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:55

Lugo, 21 de mayo.- El ministerio fiscal solicita trece años y medio de cárcel para el acusado que mañana será juzgado en la sección segunda de Audiencia Provincial de Lugo por distribuir pornografía infantil a través de las redes sociales y del servicio de mensajería Whatsapp, así como por maltratar “brutalmente” a crías de gato y a conejos, para grabarlo y luego difundir esas imágenes.

Además de la pena de cárcel, el ministerio público solicita para el acusado diez años de libertad vigilada, así como que se le prohíba tener animales o ejercer cualquier tipo de profesión que tenga relación con ellos durante cuatro años.

Los hechos se remontan al 27 de enero de 2016, cuando el acusado supuestamente difundió a través de Facebook tres vídeos de naturaleza sexual que mostraba a un niño menor de dos años y una adolescente.

Posteriormente, el 13 de febrero de ese mismo año, difundió 45 vídeos de pornografía infantil en un grupo “dedicado principalmente a la difusión de archivos de contenido pedófilo”, que estaba integrado en ese momento por 257 individuos de distintas nacionalidades.

En todos esos vídeos, precisa el ministerio fiscal, podía verse a un “gran número de menores” que llevaban a cabo “actos de naturaleza sexual” de forma “explícita” con adultos.

El día 3 de mayo de 2017, agentes de la Guardia Civil registraron el domicilio del acusado, en el municipio lucense de Chantada, donde intervinieron un móvil en cuya memoria había almacenados “multitud de vídeos de maltrato animal de extrema brutalidad -alguno de ellos elaborado por el procesado-, zoofilia, gore, necrofilia, violaciones, asesinatos, mutilaciones, pornografía infantil y agresiones a menores”.

En un ordenador portátil, los agentes también encontraron “numerosos vídeos de maltrato animal extremo y una multitud de vídeos de pornografía infantil”.

Además, en un disco duro extraíble hallaron también “vídeos de maltrato animal de extrema brutalidad”, alguno de los cuales había sido grabado por el procesado, y más archivos de pornografía infantil y actos violentos de gran dureza.

Gracias al análisis del material incautado, los encargados de la investigación pudieron comprobar que en diciembre de 2015 el acusado, supuestamente en su casa de Chantada, maltrató hasta la muerte a varias crías de gato de su propiedad, a las que golpeó, aplastó y destripó “con gran ensañamiento”, para después “masturbarse delante de los restos de los animales” y luego “distribuir los vídeos” por Internet.

De acuerdo con el ministerio fiscal, hizo algo parecido el 25 de marzo de 2016 y en otra fecha no concretada antes de que la Guardia Civil registrase su casa, aunque en este último caso utilizó conejos para ejercer sobre ellos “un maltrato de extrema brutalidad” hasta provocarles la muerte.

El acusado se encuentra en prisión provisional desde el 4 de mayo de 2017, acusado de un delito continuado de distribución y posesión de pornografía infantil y un delito continuado de maltrato injustificado a animales domésticos con “ensañamiento”.

Lo más