COPE

La AEA renueva su apuesta por la producción nacional y pide una solución para Alcoa

Recuerda la importancia de la fábrica de San Cibrao para otras 600 empresas nacionales

La AEA renueva su apuesta por la producción nacional y pide una solución para Alcoa
Ramudo

Lugo

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:46

La Asociación Española del Aluminio y Tratamientos de Superficies (AEA), que representa a más de 600 empresas del sector, ha manifestado a través de un comunicado “su preocupación por la falta de resolución del conflicto abierto en Alcoa”, compañía asociada a esta organización, que en estos momentos negocia la venta a la SEPI de la fábrica de aluminio primario San Cibrao.

A pesar de que es “consciente de los momentos de incertidumbre y reajustes que se están viviendo” en el sector, agravados “como consecuencia de la crisis sanitaria a raíz del coronavirus”, la AEA insiste en “la importancia de la única fábrica de aluminio primario que sigue activa en nuestro país”.

De hecho, opina que “la industria como motor económico” debe “salir reforzada tras la actual crisis sanitaria” e incide en que “es más necesario que nunca mantener la capacidad productiva de materia prima de aluminio en nuestro país y los puestos de trabajo asociados”.

“En un momento en el que ha quedado patente la necesidad de diversificar las fuentes de riqueza del país, la AEA cree que se deben realizar firmes esfuerzos en favor de la industria y la producción en España asegurando su irremplazable aportación al PIB”, aclara.

Por ello, apuesta por la continuidad “de la fábrica y de su actividad, un objetivo al que al que el sector no puede renunciar y para el que pide el máximo compromiso” por parte "de las administraciones públicas”.

“Debemos subrayar que las instalaciones de San Cibrao son las únicas que fabrican actualmente aluminio primario en España, por lo que representan una fuente de suministro muy valioso para el resto de empresas del sector que se dedican a los trabajos de laminación, fundición y extrusión”, añade.

En España “se consumen anualmente alrededor de medio millón de toneladas de tochos de extrusión, de los que una gran parte proceden tradicionalmente de San Cibrao”, aclara la AEA, que representa a unas 600 empresas encuadradas en este último subsector -y dan empleo a más de 8.000 trabajadores de forma directa-, dedicadas a la fabricación y distribución de productos extruidos a partir de los denominados tochos de extrusión.

“Con estos datos sobre la mesa, es evidente la importancia de estas instalaciones para muchas de las empresas del sector, y debemos insistir en seguir apostando porque haya producción nacional de materia prima de aluminio, capaz de garantizar un suministro en cualquier circunstancia para poder abastecer a la industria del sector de transformación que se dedica a la laminación, la extrusión y el moldeo”, sostiene la organización sectorial.

El secretario seneral de AEA, Jon de Olabarria, explica que son varios motivos han conducido a la actual situación, agravada por la crisis sanitaria.

“En primer lugar, está el hecho de que China representa actualmente el 60% de la producción mundial. Hace unos años China era importador neto de aluminio primario, pero las enormes inversiones estatales en el sector del aluminio les han proporcionado una balanza exterior muy favorable, convirtiéndolos en exportadores netos”, explicó.

Además, precisó que recientemente la UE ha instaurado un arancel provisional para los productos extruidos procedentes de China tras haberse denunciado por la Asociación Europea del Aluminio (EA) la realización por parte de los exportadores chinos de prácticas anticompetitivas (dumping).

“En segundo lugar, el precio de la energía en España no está jugando a favor de la producción nacional en la competencia con estos mercados. La energía representa hasta el 40% del coste de producción del aluminio primario, con un precio de la electricidad en España que puede llegar a los 45 €/MWh, mientras que nuestros competidores europeos están pagando entre 27 y 30 €/MWh”, subraya Olabarria.

Por ello, insistió, “con esta diferencia resulta altamente complicado competir, ya que tanto las materias primas (bauxita) como el producto final (aluminio primario) son ‘commodities’ que cotizan en los mercados internacionales, con la consiguiente inexistencia de margen de maniobra”.

A este respecto, opina que la aprobación por parte de la Comisión Europea del reglamento de empresas electrointensivas, remitido por el Gobierno español, “es una buena noticia que esperamos contribuya eficazmente a la solución del problema”.

Al mismo tiempo, desde la AEA subrayan que “el momento actual es el indicado para iniciar un plan de recuperación industrial que permita garantizar un suministro sin interrupciones, que sitúe al sector español a la altura de nuestros competidores en Europa, y que vaya acompañado de la implantación del modelo sostenible necesario para continuar el camino hacia la anhelada transición ecológica y lograr los objetivos de una economía circular”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar