Boletín

LUGO

Para el PP las cámaras de control de acceso al casco histórico son "un parche que no soluciona los problemas"

Ameijide asegura que la medida es insuficiente y que el acceso sigue siendo un coladero

Para el PP las cámaras de acceso al casco histórico son un parche que no soluciona los probelmas

COPE Lugo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:38

El concelleiro del Grupo Municipal del Partido Popular de Lugo, Antonio Ameijide, explicó que la medida anunciada por el gobierno local de controlar el acceso al casco histórico con cámaras lectoras de matrículas “es un parche, una medida que no solucionará el problema real de tráfico que hay en el centro de la ciudad”.

Ameijide señala que, en primer lugar, al gobierno local “le falta mucha ambición”, ya que a su juicio “se piensan que unicamente con cumplir un acuerdo plenario, tomado a iniciativa del Partido Popular, se solucionará todo”.

"Hay que ser ambiciosos y mirar al conjunto del casco histórico en golbal y no solo a un problema en concreto”, afirmó el concelleiro popular.

Para Antonio Ameijide las cámaras lectoras de matrículas son “una buena medida” pero que queda “escasa e incompleta” al carecer de otras medidas complementarias que solucionen los caos de tráfico que hay en muchos otros puntos de la ciudad.

Por ejemplo, explica, “en lo que se refiere al casco histórico, hay muchos puntos que quedarán sin control, como serán los accesos a zonas peatonales desde la calle Obispo Aguirre, la Rúa Nova con Montevideo o los casos de las calles San Froilán y Amor Meilán”.

“Si queremos potenciar las zonas peatonales y limitar el acceso al tráfico rodado a estas zonas hay que hacer un programa completo de control”, continuó.

Ameijide recuerda, además, que “es necesario implantar” un plan de circulación específico para el casco histórico consensuado con vecinos, empresarios y hostaleros”, ya que el tráfico en el entorno amurallado va a más.

Desde el PP apuntan que uno de los objetivos prioritarios de regular el acceso al casco histórico tiene que ser “regular mejor la actividad de reparto”, por lo que proponen más espacios de carga y descarga “para agilizar” las tareas de abastecimiento de los negocios en el casco histórico.

“Logicamente esta acutación tendría que ir de la mano de una labor de vigilancia para asegurarnos que se respetan tanto los tiempos como los espacios de distribución”, puntualizó el viceportavoz popular.

Asimismo, Ameijide recalcó que el anuncio del control de acceso al casco histórico con cámaras lectoras de matrículas “es un parche” ya que hay otras zonas peatonales en la ciudad en las que también hay problemas de coexistencia entre peatones y vehículos, como pueden ser el entorno del casco histórico o la zona de la Praza de A Milagrosa.

Lo más