Boletín

Lugo Monumental dice que el patrimonio de la ciudad sigue sin protección contra los vándalos

Lugo Monumental dice que el patrimonio de la ciudad sigue sin protección contra los vándalos

Ramudo

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 10:02

Lugo, 13 de marzo.- A raíz del ataque que ha sufrido la Catedral de Santiago de Compostela, el colectivo Lugo Monumental, que agrupa a los negocios del casco histórico de la ciudad, ha recordado que alguno de los principales monumentos de la capital lucense siguen totalmente “desprotegido”, incluso en lugares en los que ya hubo “graves problemas”, como en la Praza do Campo, donde un acto vandálico destrozó la Fonte de San Vicente.

De hecho, este colectivo recuerda que, aunque en un principio se barajó la posibilidad de instalar en ese espacio cámaras de videovigilancia, a propuesta del propio gobierno local, esa vía sigue en estos momentos “paralizada”.

“El debate sobre el uso de cámaras” en el casco histórico de la ciudad, “que pasó de ser propuesto por la propia alcaldesa de Lugo a cerrarse sin su instalación, debería reabrirse”, afirma este colectivo, que también recuerda que los lucenses “han pagado mucho dinero por la restauración y mantenimiento” de los bienes patrimoniales que atesora la ciudad.

“Solo la restauración de la estatuta de San vicente, derribada por unas vándalos durante una noche de fiesta, costó 6.000 euros”, añade, de modo que proteger ese patrimonio “es una obligación de la administración, que está faltando gravemente a este deber”.

De hecho, también recuerda que los “herrajes medievales” de la puerta norte de la Catedral de Lugo continúan con su “inexorable deterioro”, a causa de “la orina de los incívicos que, noche tras noche hacen sus necesidades” contra esa fachada del templo.

Por otra parte, Lugo Monumental recuerda que la petición formulada el pasado 24 de octubre de 2018 a la Xunta de Galicia para que la fuente de San Vicente sea declarada Ben de Interese Cultural (BIC), todavía no ha obtenido respuesta por parte del gobierno gallego.

Lo más