COPE

Liñares afronta hoy el primer juicio derivado de la Operación Pokemon

Otros nueve procesados lo acompañan en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial

Liñares afronta hoy el primer juicio derivado de la Operación Pokemon
Ramudo

Lugo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:17

El expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) y exconcejal de Urbanismo de Lugo, Francisco Fernández Liñares, se sentará hoy en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Lugo por los supuestos delitos de prevaricación y cohecho durante su etapa al frente del organismo de cuenca, por los que el Ministerio Fiscal solicita para él una pena de cinco años de cárcel.

La vista oral por esta causa, una pieza separada de la Operación Pokemon, que fue instruida por la jueza Pilar de Lara, comenzará hoy en la Audiencia Provincial de Lugo y se prolongará durante el resto de la semana, dado que está previsto que finalice el viernes -día 26 de febrero-.

La Fiscalía sostiene en su escrito de acusación que Fernández Liñares se aprovechó de su cargo como concejal, entre los años 1999 y 2008 para “tejer una red de intereses económicos, concediendo contratos, puestos de trabajo o bien la gestión de servicios públicos a entidades en las que el acusado estaba interesado”, a cambio “de sobornos o de cantidades periódicas con las que incrementó notablemente su patrimonio”.

Sin embargo, el ministerio público también aclara que las “irregularidades” cometidas durante “su mandato como concejal” no “son objeto de investigación” en el procedimiento que será juzgado a partir de mañana en la Audiencia Provincial de Lugo, dado que se centra en los supuestos “actos delictivos” cometidos durante el “período de tiempo en el que el sospechoso ejerció” como presidente de la CHMS, concretamente entre los años 2009 y 2012.

Desde su cargo como presidente de la CHMS, Fernández Liñares siguió con las mismas prácticas que había desarrollado en sus años como edil del Ayuntamiento de Lugo, en el gobierno municipal que presidía José López Orozco, de modo que, según las conclusiones del ministerio público, aprovechó su puesto para adjudicar contratos a cambio de dinero o favores.

La Fiscalía mantiene que el sospechoso utilizó el procedimiento negociado, previsto para contratos con un importe inferior a un millón de euros, para tejer una trama con varios empresarios, que simulaban presentar ofertas cuando, en realidad, se repartían entre ellos las adjudicaciones, que suman unos cuarenta contratos en los años que Fernández Liñares estuvo al frente del CHMS.

En el proceso, de hecho, figuran otros nueve procesados -diez en total- para quienes el ministerio fiscal solicita la misma pena de cárcel.

Entre otros argumentos, la defensa de Fernández Liñares volverá a plantear la nulidad de las actuaciones, al considerar que la instrucción de la causa está viciada, porque cuando su patrocinado prestó su primera declaración lo hizo en una situación procesal irregular, dado que se había excedido el tiempo de detención legalmente previsto, que es de 72 horas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo