Boletín

El CSIF dice que la alcaldesa trató a los policías como el “Generalísimo a la tropa”

El CSIF dice que la alcaldesa trató a los policías como el “Generalísimo a la tropa”

Ramudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:37

Lugo, 15 de marzo.- Después de que la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, anunciase ayer su intención de abrir expediente a seis oficiales de la Policía Local por su actitud “inaceptable” durante la presentación de la reestructuración que el gobierno local pretende hacer en el cuerpo, el sindicato CSIF salió hoy en defensa de los agentes y aseguró que la regidora local “pensó que era el Generalísimo ante la tropa”.

La regidora local afirmó ayer que los agentes interrumpieron su explicación, se levantaron de la mesa e incluso llegaron a insultarla cuando estaba tratando de explicarles la reestructuración del cuerpo en compañía del director general de Recursos Humanos, por lo que también anunció su intención de abrirles un expediente disciplinario.

El portavoz del CSIF en la Policía Local, Benito Martínez, aseguró que la alcaldesa convocó esa reunión con la única intención de que los oficiales convocados estuviesen “calladitos” y poder decir así, a la salida, que “tenía la aprobación de los únicos mandos que quedan” en el cuerpo para afrontar esa reestructuración.

Sin embargo, las cosas no salieron como ella esperaba, precisó, porque uno de los oficiales le preguntó en varias ocasiones si para llevar a cabo esa reorganización contaba con el “informe preceptivo” del jefe de la Policía Local.

Según Benito Martínez, hubo un momento en el que la alcaldesa y el director general dijeron que aquello “era una insubordinación” y que “iba a acabar en el juzgado”.

De acuerdo con la versión del representante sindical, cuatro de los oficiales presentes ni siquiera llegaron a abrir la boca, mientras que el que le recriminó la falta del citado informe del jefe de la Policía Local, cuya plaza está en estos momentos vacante, se levantó de la mesa y se marchó.

Al marcharse ese oficial, todos los demás lo siguieron, pero según Martínez, esa reacción no puede ser objeto de ningún expediente disciplinario, porque para que eso suceda tiene que haber “una infracción que no hubo”.

“Sólo un político que no se entera de nada puede decir eso, pero ahora los técnicos le pedirán que explique dónde está la infracción”, añadió.

A su juicio, lo que intenta “tapar la alcaldesa” no es más que “su desidia” y su “mala gestión”, porque “los ciudadanos demandan un servicio” que no puede ofrecerles, porque “no tiene cúpula de mando” en un “cuerpo jerarquizado” como es la Policía Local.

De hecho, aseguró que el CSIF no va a “ir al juzgado” a denunciarla por “calumnias” porque entiende que “todo fue un calentón” de la alcaldesa.

Es más, aseguró categóricamente que nadie, en ningún momento, la “insultó” en esa reunión.

Lo más