COPE

La experiencia de Galicia: así ha sido la primera semana de certificados para acceder a la hostelería

Quienes están vacunados presentan sin problema el certificado, los jóvenes buscan la terraza

Una imagen de las terrazas en Santiago

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:06

A partir del próximo sábado en 60 ayuntamientos gallegos será necesario certificado de vacunación con la pauta completa o prueba diagnóstica negativa para acceder al interior de la hostelería. Están en esa lista localidades tan importantes como A Coruña, Lugo, Ferrol o Santiago de Compostela. En Vigo, Pontevedra o Ourense la medida ya se está aplicando desde el sábado pasado.

Las medidas preocupan en medio de un verano en el que por fin el sector está funcionando a un nivel aceptable.

"La mayoría viene con certificado"

¿Cómo está funcionando ese requerimiento en los municipios en los que está en vigor? ¿Es tan difícil cumplir como temían inicialmente muchos hosteleros?

Depende de a quién se le pregunte. En general los hosteleros rechazan tener que pedir documentación de ningún tipo a la clientela, pero algunos afirman que la experiencia ha sido más fácil de lo que creían.

Pepe Solla, por ejemplo, restaurador con local en Poio (Pontevedra). Sus clientes le llegan todos por reserva y en ese momento ya se les indica lo que tienen que cumplir. La mayoría acuden con el certificado de vacunación y si alguien no lo tiene y tampoco una prueba negativa se le ofrece en el propio local para que la realice y pueda entrar.

Lo mismo relata Emilio, que tiene un restaurante en Arzúa. "La mayoría de la gente viene con sus certificados de vacunación, en el móvil y algunos impreso". Le llama la atención, por ejemplo, que haya quien lo imprime reducido y lo plastifica para evitar el deterioro del documento.

Arzúa está en medio del camino de Santiago, a solo unos 30 kilómetros de Santiago y las medidas ponen en riesgo un verano que hasta ahora estaba siendo bueno para el sector turístico.

Con los vacunados no hay problemas, sí lo hay cuando hablamos de los jóvenes que aún no tienen la pauta de vacunación completa. Según explica Pablo, que regenta un mesón en A Pobra do Caramiñal, desde que se empezó a pedir ese certificado de inmunidad para acceder a los interiores la mayoría de la clientela quiere terraza. "Se ve un cambio de tendencia, quieren terrazas más que nunca", remarca.

Lamenta también que los jóvenes sean los grandes marginados actualmente por no tener las facilidades que tienen los mayores para ir a los locales.

"Yo no voy a hacer de policía en la puerta"

De todos modos, la experiencia de los que ya están aplicando las medidas no consuela a quienes las estrenan el próximo sábado. "Yo no voy a hacer de policía en la puerta de mi local, no tengo personal ni lo encuentro", explica enfadada la propietaria de un bar de A Coruña. Muy cerca de allí otra señala que a veces cuesta incluso "hacer que algunos se pongan la mascarilla".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Un poco más conciliador se muestra el gerente de un local de hostelería de Santiago de Compostela. Con la ciudad llena de peregrinos se queja de que "llevamos palos desde el 14 de marzo del año pasado" pero admite que "si es por el bien de todos vamos a cumplirlo".

Además de pedir documentos de inmunidad, algunos municipios van a tener que reducir drásticamente los aforos en la hostelería. Es el caso de Muros o Boiro, en la provincia de A Coruña, que desde el sábado están en nivel extremo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar