• DIRECTO

    La hora Sanabre

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Reportaje electoral

Cuando Santiago tuvo una corporación "ejemplar"

Memoria de 40 años de democracia municipal en Santiago: ¿recuerdas que el primer alcalde dio competencias a todos los concejales, oposición incluída?

Patricia IglesiasSantiago

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:29

Desde el 3 de abril de 1979 hasta el 26 de mayo de 2019, los compostelanos han sido llamados a votar en urnas locales en once ocasiones: nueve de esas citas dieron lugar a gobiernos de izquierdas... en minoría, en coalición o con mayoría absoluta. Los dos restantes fueron de centro-derecha: uno de ellos fue el primero de la democracia. Fue especial, no sólo por ser el primero tras la dictadura: sobre todo, porque tras ser investido alcalde, José Antonio Souto Paz, de UCD, repartió competencias entre todos los miembros de la corporación. Se formó un gobierno de concentración, con concejales centristas, nacionalistas, comunistas, galleguistas, socialistas y de Alianza Popular. Marcial Castro, segundo alcalde en democracia, lo recuerda como un ejecutivo "ejemplar".

Marcial Castro Guerra: "Estoy seguro de que la primera corporación democrática fue el ejemplo de lo que fue la colaboración, la ciudad ante todo lo demás" 

También con admiración evoca aquella primera corporación el socialista Xerardo Estévez, que gobernó en cuatro legislaturas sucesivas: la del 83 fue la más movida, ya desde el principio. En declaraciones a Cope Santiago, recordó que el día de la primera investidura llevaba dos discursos preparados, en la mano derecha, el de ganar, y en la izquierda, el de perder". Gracias al apoyo de los centristas, pudo leer el discurso ganador, pero a los dos años fue apeado del gobierno por una moción de censura promovida por Alianza Popular, que colocó como alcalde durante la segunda parte del mandato al popular Ernesto Viéitez Cortizo . Eran años de "aprender democracia", en palabras del Catedrático de Historia Contemporánea Lourenzo Fernández Prieto, que considera demás que Santiago fue en esos años un espejo de lo que ocurría en el conjunto de Galicia: "todo estaba aquí...independientemente de que saquen concelleiros o no... se estaba formando Alianza Popular, UCD era un magma donde había de todo, antiguos franquistas, falangistas, gente nueva". Un hecho diferencial, a ojos del historiador, es la presencia de la Universidad, que determinó que "una parte importante de la corporación no sea de Santiago". 

1999, SÁNCHEZ BUGALLO ALCALDE POR PRIMERA VEZ

A Xerardo Estévez lo sucedió en 1999 uno de sus escuderos en el ejecutivo socialista, Xosé Sánchez Bugallo, que consiguió encabezar gobiernos de coalición con el BNG en tres legislaturas consecutivas: en dos de ellas, el Pp fue la lista más votada, pero tuvieron que esperar hasta 2011, con el abogado Gerardo Conde Roa como cabeza de cartel, para obtener la mayoría absoluta y poder gobernar.

Sucesivos procesos por supuesta corrupción política marcaron esa legislatura, con dos relevos en la alcaldía: a Conde Roa lo sucedió Ángel Currás, y a éste el actual portavoz de los populares en Raxoi, Agustín Hernández. Las urnas pasaron factura en 2015 y la pagaron populares y socialistas: se quedaron al borde o en los mínimos históricos alcanzados en la capital gallega por ambas formaciones. Esa caída dio alas a Compostela Aberta: aterrizó en Santiago pilotada por el hasta pocos meses antes alcalde en Teo por Anova, Martiño Noriega. El vuelo le duró justo una legislatura: este 26 de mayo, las urnas dejaron a los de Noriega con la mitad de representación... y la puerta abierta 20 años después, para Sánchez Bugallo.

Audio

Lo más